Empresas de desbroce trabajan contra reloj para limpiar el monte a tiempo

Las franjas de seguridad no estarán listas para la fecha tope del 31 de mayo


REDACCIÓN / LA VOZ

A marchas forzadas. Así trabajan estos días en la empresa Forestal de Pazos, radicada en el municipio coruñés de Bergondo. A dos días para que expire el plazo para acondicionar las llamadas franjas secundarias -áreas de 50 metros en torno a núcleos de población, edificaciones e instalaciones que deben estar libres de maleza y de árboles pirófitos-, las llamadas para que acudan a desbrozar fincas se multiplica. «Hai unha demanda fortísima. Chámannos concellos, institucións, particulares... A cousa está moi complicada», explica el gerente de la firma, Lorenzo López.

Situación parecida relata Javier Couto, encargado de Desbroces Lamas, en el concello de Vedra. «Levamos tres semanas que chaman de todos lados. A xente acórdase a última hora e entón veñen as présas. Hai moitos que esperan ata que lles chega a notificación de que ou limpan ou multa, e logo queren que os atendas xa», cuenta. Según este profesional, el año pasado los particulares actuaron con más previsión. «Os incendios de outubro de 2017 estaban máis recentes e o tema das sancións repetíase en todos lados. Pero este ano a xente xa se volveu relaxar», considera.

Su opinión es compartida por José Manuel Touceda, gerente de la empresa de trabajos agrícolas Emdesfor, ubicada en el municipio pontevedrés de Barro. Pero en su caso, la relajación de los propietarios de fincas se ha dejado notar en una carga de trabajo mucho más baja que la del año pasado. «A estas alturas aínda non fixemos nin un desbroce en fincas particulares. De feito, acaban de solicitarme o primeiro presuposto da tempada. Baixou o medo da xente ás sancións», asegura, antes de apuntar una segunda cuestión: «Tamén hai que predicar co exemplo, e a finais de maio, cousas que dependen das administracións, como as beiras das estradas, seguen sen limpar».

Poco optimista se muestra también José Antonio Rivas, responsable de la empresa ourensana O Portelo. «Non noto preocupación ningunha. Está a chegar o día 31 e vexo todo sen limpar. Paso todos os días por terreos que se limparon o ano pasado e que agora volven estar a monte», dice. La agenda de Rivas no está precisamente desbordada por peticiones de desbroce. Sin embargo, sí ha recibido un buen número de solicitudes de particulares para retirar de las franjas de seguridad pinos y eucaliptos. El motivo: estos trabajos pueden salir gratis o incluso dar dinero a los propietarios del terreno, al ceder la madera a la empresa que se encarga de su retirada. Por el contrario, las tareas de limpieza suelen tener un coste mínimo de 300 euros por hectárea si toda la limpieza puede hacerse de modo mecanizado -los trabajos a mano pueden superar los 1.800-.

Los cuatro profesionales coinciden en su diagnóstico: las franjas secundarias no estarán limpias para la fecha tope del 31 de mayo.

Sin personal suficiente para atender la fuerte demanda de labores de rozado

Pese a que muchos particulares pecan de falta de previsión, las empresas especializadas en desbroces sí aprecian en la sociedad gallega más concienciación que hace años con respecto a una buena gestión de la biomasa. De hecho, firmas como Forestal de Pazos aseguran que podrían estar trabajando el doble si contasen con el personal suficiente. «Estamos desbordados de peticións e, sen embargo, teño tres ou catro tractores parados porque non teño ninguén que os manexe», se queja Lorenzo López, cuya empresa también atiende labores de limpieza en carreteras provinciales, autovías, terrenos municipales e incluso del aeropuerto de A Coruña.

Desde la pontevedresa Lamas también hablan de falta de trabajadores. «Todos os anos nos encargamos de facer unhas limpezas na Zona Franca de Vigo e este ano fáltame xente para facelas. É moi difícil atopar persoal, a xente deixou as ganas de traballar na casa», protesta Javier Couto.

La principal dificultad es encontrar profesionales especializados que sepan operar un tractor con brazo hidráulico y en movimiento. «Nese sector hai emprego cero, son máis solicitados que os enxeñeiros da Nasa», bromea Lorenzo López, antes de lamentarse de que su esfuerzo por conseguir tener carga de trabajo todo el año caiga en saco roto: «agora que teño traballo o que non teño son traballadores», sentencia.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
7 votos
Tags
Comentarios

Empresas de desbroce trabajan contra reloj para limpiar el monte a tiempo