Patrocinado porPatrocinado por

Tres zonas rurales, seleccionadas para crear más riqueza con sus recursos en un proyecto del Campus Terra

Xosé María Palacios Muruais
XOSÉ MARÍA PALACIOS LUGO / LA VOZ

AGRICULTURA

Recolección de trigo, de centeno y de cebada en A Limia.
Recolección de trigo, de centeno y de cebada en A Limia. Álvaro Vaquero

Sendas comarcas de Pontevedra, de Ourense y de Asturias tendrán asesoramiento para nuevos planes agrícolas, ganaderos y forestales

13 mar 2024 . Actualizado a las 09:31 h.

Sendas zonas de Pontevedra y de Ourense (Condado-Paradanta y Limia-Arnoia) y una de Asturias (Camín Real de la Mesa) han sido escogidas para un proyecto que persigue la creación de más riqueza y de más empleo con el aprovechamiento de la agricultura, de la ganadería y del sector forestal. El proyecto, denominado Misturando, está promovido por la Fundación Biodiversidad y coordinado por el grupo PROePLA, del campus de Lugo (USC).

El aprovechamiento de los recursos de cada zona es el fin de esta iniciativa, aunque Manuel Marey, catedrático de la Escola Politécnica Superior del Campus Terra, aporta dos matices. El primero es que se perseguirá la mayor colaboración posible del sector público y del privado de esas zonas. Tanto las zonas gallegas como la asturiana tienen sendos grupos de desarrollo local, cuya participación se considera decisiva.

El docente destaca que el GDR de cada zona servirá para conocer qué actividades agrícolas, ganaderas o forestales se desarrollan o están previstas en esas zonas, bien por iniciativa del sector privado —sean propietarios, empresas o comunidades de montes— o del público. Marey insistió este martes en que el papel de los agentes sociales y económicos será fundamental: «Queremos potenciar a bioeconomía aproveitando os recursos naturais, sexan madeira, ovellas, vacas ou outros», afirmó.

Esa atención a los responsables privados y públicos implicará conocer qué hacen pero también estudiar qué enseñanzas se pueden derivar. Así, en el proyecto no solo figura el aprovechamiento de los recursos; también se pretende facilitar que algunos desarrollen ideas de formación que alumbren nuevos proyectos.

El segundo matiz que explica Marey es que se le dará un enfoque didáctico a las actividades, diseñando contenidos que resulten prácticos y de fácil consulta. Lo que se prevé, por ejemplo, es grabar algún vídeo que ofrezca enseñanzas para que puedan aprender con ellos quienes se dedican a la agricultura, a la ganadería o a tareas forestales. Además, detalla Marey, esas enseñanzas no podrán ser aprovechadas solo por residentes en esas tres comarcas, sino que los contenidos serán de fácil aplicación en otras zonas.

En Condado-Paradanta se potenciará la ganadería extensiva y la riqueza forestal, y en A Limia, además de esas actividades, la agricultura extensiva con cereales. En la zona asturiana hay más peso del sector forestal. Lo que se busca, recalcó ayer el profesor, es que se trabaje con las particularidades para emplearlas como motor de riqueza. «Hai que aproveitar a riqueza de cada zona. Non pode haber recursos rurais abandonados», subrayó el catedrático este martes.