Patrocinado porPatrocinado por

Un centenar de tractores salieron a la calle en Lalín en defensa del rural

AGRICULTURA

Miguel souto

Ganaderos y agricultores reclaman precios dignos para los productos y eliminar la burocracia que padecen

20 feb 2024 . Actualizado a las 20:41 h.

En torno a un centenar de tractores se concentraron este martes en la explanada del hipermercado Carrefour para protagonizar después una manifestación por las calles y la periferia urbana de Lalín. Una acción reivindicativa, como la que tuvo lugar en otras partes de la geografía gallega, para demandar precios justos para los productos o eliminar la burocracia que afecta al sector, junto con la adaptación de la Política Agraria Común (PAC) a la realidad de Galicia, entre otras medidas para ayudar al rural. Desde el mediodía fueron llegando productores en sus tractores, otros vehículos particulares, para sumarse a esta convocatoria realizada por Unións Agrarias, Sindicato Labrego Galego y Asociación Agraria de Galicia.

Desde Dozón, Rodeiro, Vila de Cruces o el propio Lalín hubo un constante goteo de los tractores, mientras hubo apoyo de agricultores y ganaderos de Silleda, pero en su caso sin movilizar sus vehículos agrarios. También acudían varios coches de la Guardia Civil y de la Policía Local lalinense para controlar en todo momento que no hubiese ningún problema en el recorrido a realizar, que contaba con autorización de la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra. El sentir mayoritario entre los asistentes era de pesimismo por una nueva crisis en el sector, que ya no solo tiene que ver con el alto coste de las materias primas o la bajada de estos últimos meses en el precio de la leche, sino en una cuestión más de fondo y de futuro, sintiéndose desamparados por las Administraciones y con cada vez más trabas en su día a día. Algún ganadero ya aseguraba que jamás planteará a sus hijos que sigan con la explotación familiar o que tiene que acudir todos los días desde Rodeiro por temas burocráticos. La dificultad para encontrar empleados fue otra cuestión que salió a colación en los corrillos previos al comienzo de la marcha, que discurrió por la calle Areal para empalmar con Ponte junto a la Fonte dos Cabalos y llegar a la rotonda de la Folla de Bacalao, donde enlazaron con la avenida Xosé Cuíña. Después regresaron al casco urbano por la avenida da Estación, González Taboada y Praza da Mariña. Desde ese punto por Penatoares regresaron a la calle Puente y a la explanada de Carrefour, con la lectura de un manifiesto final, antes de disgregar la concentración.