Patrocinado porPatrocinado por

Planas insta a las comunidades autónomas a tomar medidas para ayudar a los agricultores

Maruxa Alfonso Laya
M. Alfonso REDACCIÓN / LA VOZ

AGRICULTURA

EUROPA PRESS

Considera que estas administraciones también deben aportar su granito de arena incrementando las ayudas que destinan al seguro agrario o asumiendo de forma efectiva el control de la ley de la cadena

19 feb 2024 . Actualizado a las 15:58 h.

El ministro de Agricultura, Luis Planas, solicitará a las comunidades autónomas su colaboración y apoyo para poner en marcha medidas que ayuden a facilitar la vida a los agricultores y ganaderos españoles, que están protagonizando en toda España su tercera semana de protestas. Su intención era presentar estas medidas en la reunión del Consejo Consultivo de Política Agraria, que convocó con el objetivo de preparar el consejo de ministros de la Unión Europea que se celebrará la próxima semana y en el que se hablará, sobre todo, del enfado que existe entre los profesionales del campo que siguen protagonizando manifestaciones en toda Europa. Planas instó a las comunidades a asumir de forma efectiva el control de la ley de la cadena o a mejorar sus aportaciones al seguro agrario, entre otras cuestiones.

«Hay medidas muy sencillas y que están en manos de las comunidades autónomas» para que estas puedan responder a las inquietudes que están mostrando agricultores y ganaderos, aseguró el ministro. Y puso dos ejemplos. El primero, que estas administraciones pueden coordinar mejor el conjunto de inspecciones que realizan a las explotaciones agroganaderas, de tal forma que solo tengan que pasar una al año. «Es una medida simple, que no exige modificación normativa alguna», añadió. El segundo, que las comunidades convoquen siempre en las mismas fechas las ayudas para la incorporación al campo de los jóvenes agricultores, «lo que daría certidumbre» a todo el que quiera asentarse en el medio rural, añadió. El ministro aseguró que «el detalle importa» y que es preciso que las comunidades se preocupen más por el día a día de este sector.

Por otro lado, el titular de Agricultura se refirió también a la ley de la cadena y a la mejora de los controles que su Gobierno prometió llevar a cabo. Y explicó que esta normativa tiene una aplicación a nivel europeo y a otra a nivel nacional que, en estados descentralizados como España, implica también a las comunidades autónomas. «Ahora que vamos a incrementar el control nos parece importante dar paso y que las comunidades autónomas asuman también de forma efectiva esa tarea», aseguró, aunque reconoció que algunas ya lo están haciendo. 

Sobre la simplificación de la tramitación de la PAC, que es otra de las reclamaciones de los agricultores españoles, el ministro recordó que es tarea del ministerio de la Unión Europea y que ya se está trabajando en ello. De hecho, España ha remitido ya una carta a varios comisarios en la que presenta varias peticiones relacionadas con la condicionalidad reforzada, con crear nuevos ecorregímenes y con simplificar la carga administrativa que soportan las explotaciones. También se discutirá, en el marco del Plan Estratégico de la PAC, qué medidas se van a solicitar a Bruselas para reducir la burocracia de la que se queja el sector. 

En este sentido, Planas insta a las comunidades autónomas a mejorar sus servicios de apoyo y asesoramiento a los agricultores. También, a que aumenten la aportación que realizan al seguro agrario, ya que está comprobado que esta es una herramienta de gran utilidad para el sector. «El Gobierno hace un gran esfuerzo, aportando 284 millones de euros para bonificar las primas y me gustaría que las comunidades se pusieran a la altura de las circunstancias», añadió. 

Protestas en Madrid

A pesar de los anuncios de Agricultura, las protestas se siguen repitiendo por todo el territorio español. Según informa EFE, a lo largo de la mañana de hoy se han sucedido distintas convocatorias en Almería, Palma de Mallorca y Logroño, y se han conocido los detalles de otras protestas prevista para esta semana. El calendario de movilizaciones continuará mañana, cuando se sumarán los agricultores y ganaderos de la cornisa cantábrica. En Galicia, por ejemplo, los tractores se concentrarán en una decena de puntos estratégicos, como las grandes ciudades o el acceso a la comunidad por A Gudiña. 

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, por su parte, ha rechazado este lunes la propuesta de 18 puntos presentada a Asaja, COAG y UPA por Luis Planas, y calienta motores para la tractorada que ha convocado este miércoles en Madrid. De acuerdo a sus datos, al menos 500 tractores y 100 autobuses procedentes de distintas comunidades autónomas participarán en la manifestación frente a la sede del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, aunque la cifra final puede ser mucho mayor, según ha afirmado en una rueda de prensa el coordinador estatal de dicha organización agraria, Luis Cortés.

Hasta seis columnas de tractores entrarán en la capital desde diferentes radiales y se darán cita a las 10:30 horas en la Plaza de la Independencia, para continuar en bloque hasta Atocha, por lo que la Delegación del Gobierno ya prepara el dispositivo para esta protesta.

Además, el sindicato agrario catalán Unió de Pagesos (UP) prepara junto a organizaciones de agricultores franceses una «acción de protesta transfronteriza», para seguir reclamando soluciones urgentes a la crisis del sector agrario, una movilización que baraja organizar la próxima semana en la frontera con Francia.

Por otro lado, ha habido una rueda de prensa del hasta hoy portavoz de la plataforma 6-F, Xaime da Pena, en la que anunciado su «renuncia» a este cargo por la «politización» de la asociación, a pesar de considerar «muy positivas» estas dos semanas de protestas.

Fuera de España, continúan también las concentraciones y cientos de tractores bloquearon este lunes parte de la principal vía de comunicación en el centro de Praga, en los aledaños del Ministerio de Agricultura, en una protesta contra el Pacto Verde para Europa (Green Deal) con el que la Unión Europea (UE) quiere lograr la neutralidad climática en 2050.