Patrocinado porPatrocinado por

¿Quieres ser ingeniera y estudiar en Lugo? El Campus Terra tiene una amplia oferta

Xosé María Palacios Muruais
XOSÉ MARÍA PALACIOS LUGO / LA VOZ

AGRICULTURA

Alumnos del IES Ánxel Fole participaron este martes en una visita a la Escola Politécnica Superior.
Alumnos del IES Ánxel Fole participaron este martes en una visita a la Escola Politécnica Superior. CEDIDA

La Escola Politécnica Superior explica sus enseñanzas con vistas a captar más alumnas

07 feb 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Las ingenierías que se pueden estudiar en el campus de Lugo (USC) son variadas. La Escola Politécnica Superior tiene los grados de Enxeñaría Agrícola e Alimentaria, Enxeñaría Forestal e do Medio Natural, Enxeñaría Civil, Robótica y Paisaxe más el doble grado en Enxeñaría Agrícola e Alimentaria e en Enxeñaría Forestal e do Medio Natural. La matrícula de este curso anda alrededor de los 700 alumnos, con un porcentaje de mujeres que se sitúa alrededor del 25 %.

Ni la situación es exclusiva de este curso ni lo que ocurre en el Campus Terra queda fuera de lo que ocurre en otras universidades. Lo que sí pretende la Escola Politécnica Superior es luchar contra esa tendencia y demostrar que las ingenierías no son ni tienen por qué ser un campo vetado a las mujeres. «Mulleres enxeñeiras hóuboas sempre», subraya la directora del centro, Rosa Romero.

La iniciativa denominada «Protagonistas, as enxeñeiras» va dirigida a alumnos de secundaria. Este martes pasaron por la Escola Politécnica Superior estudiantes del IES Ánxel Fole, de Lugo ciudad, a quienes se explicaron cuestiones de los grados que se pueden estudiar. Pero se puso énfasis en destacar que las enseñanzas relacionada, por ejemplo, con la agricultura o con el sector forestal no son más difíciles de afrontar para una mujer que para un hombre.

Citando datos de ámbito estatal, Romero recalca que el porcentaje de mujeres matriculadas llega al 70 % en áreas de ciencias de la salud y al 60 % en grados de ciencias sociales y que, en cambio, baja hasta apenas un 30 % en las ingenierías. En su opinión, hay cuestiones sociales y culturales según las cuales se incide en que las enseñanzas relacionadas con la atención sociosanitaria u orientadas a la docencia son más propias de mujeres.

Romero cree necesario luchar contra ese estereotipo, y además rechaza que las ingenierías entrañen una dificultad superior que otras carreras. Hay, eso sí, detalles que explica y que parecen difíciles de asumir: recuerda que la carrera de Informática tenía hace años casi un 50 % de mujeres matriculadas y que ese porcentaje cayó notablemente cuando las enseñanzas se transformaron en ingeniería.

Por un lado, la directora de la Politécnica advierte que el primer curso de grados que se cursan en la escuela tienen materia similar a carreras de ciencias. Por otro, recalca que las ingenierías destacan por una inserción laboral superior al 90 %. Este martes, en la escuela, pronunció unas palabras de bienvenida a los alumnos del instituto lucense que acudieron a conocer la oferta de grados. Los estudiantes participaron en distintas actividades, aunque con matices que reflejaban el detalle de buscar que las alumnas se acercasen a los grados del centro. Por ejemplo, los talleres fueron impartidos por un grupo de personal docente e investigador formado totalmente por mujeres.