Patrocinado porPatrocinado por

Normativa pionera para verificar las aptitudes de los vinos con denominación de origen

Maruxa Alfonso Laya
M. Alfonso REDACCIÓN / LA VOZ

AGRICULTURA

Martina Miser

La Xunta establece un nuevo procedimiento para que los consellos reguladores comprueben que las elaboraciones cumplen con las características físico-químicas y organolépticas de cada marca de calidad

25 nov 2023 . Actualizado a las 09:58 h.

El Diario Oficial de Galicia acaba de publicar una nueva normativa para la verificación de la aptitud de los vinos de las denominaciones de origen protegidas de Galicia por parte de los consellos reguladores. La Consellería do Medio Rural asegura que esta medida permite establecer un procedimiento aún más riguroso y detallado para la comprobar que cada partida de vino cumple con las características específicas recogidas en la normativa de cada denominación de origen, tanto las físico-químicas como las organolépticas.

La nueva normativa, que según la Xunta es pionera, obliga a que para la verificación de la aptitud físico-química, los consellos reguladores utilicen los servicios de laboratorios debidamente acreditados según la norma internacional ISO/IEC 17025/2017. Por otro lado, la verificación organoléptica se levará a cabo como hasta ahora, esto es, a través de los paneles de cata de estos organismos, que están compuestos por personas profesionales del sector, pertenecientes en su mayor a ámbitos de la enología y la producción vitivinícola, que tienen un amplio conocimiento de los vinos de cada denominación de origen. 

La actualización de la normativa pretende reforzar el sistema de comprobación del cumplimiento de las características que deben encontrarse en los vinos con denominación de origen y establecer unas pautas comunes en la forma de realizar esta comprobación por parte de los diferentes consellos reguladores. Además, también se busca facilitar la conservación de la acreditación de los consellos reguladores como organismos de certificación del producto, aseguran en la consellería.

De esta forma, las catas, en las que se verifican las características organolépticas serán complementadas con los análisis de laboratorio y permiten que haya un mecanismo de control, seguimiento y garantía avalado por la experiencia profesional de las personas catadoras, que proporcionarán a las empresas operadoras una opinión cualificada de la idoneidad de sus vinos. Todo ello, añaden en la consellería, contribuirá a una mejora cualitativa continua de los vinos con denominación, pues las catas son un mecanismo de garantía ampliamente demandado dentro del sector. 

Esta normativa será de obligado cumplimiento a partir del 1 de abril del 2024, dando un período transitorio previo para que los cinco consellos reguladores vitivinícolas de Galicia puedan informar, formar y adiestra a sus paneles de cata.