Patrocinado por

El Concello de Ribeira de Piquín crea una fundación para luchar contra el abandono y el minifundio

Xosé María Palacios Muruais
XOSÉ MARÍA PALACIOS VILALBA / LA VOZ

AGRICULTURA

El terreno donde se han plantado los kiwis está cerca del río Eo.
El terreno donde se han plantado los kiwis está cerca del río Eo. ALBERTO LÓPEZ

Un terreno de 15 hectáreas, cercano al Eo, se dedicará a kiwis y a otros cultivos

25 ene 2023 . Actualizado a las 13:17 h.

Frutas y hortalizas como alternativa al abandono rural y al minifundio. La apuesta por la agricultura puede desarrollarse en distintos lugares, pero en uno como Ribeira de Piquín  tiene como particularidad que está impulsado por el Concello. La Fundación Terreo (creada por iniciativa municipal y con un patronato que preside el alcalde, Roberto Fernández) impulsa diversos proyectos, todos vinculados con la riqueza natural de la zona.

Un terreno de dos hectáreas en la que hay plantados kiwis es uno de los proyectos que la citada fundación ya ha puesto en marcha. Se trata de fincas que están situadas en el barrio de Montefurado, en la parroquia de Navallos, y que simboliza las dos situaciones que el Concello quiere corregir con el trabajo de la fundación. Por un lado, el terreno utilizado para la plantación de kiwis estaba sin uso por la gran disminución de la actividad de la ganadería en el municipio.

La fundación tiene ahora, en ese barrio, un total de 15 hectáreas de terreno. Su alquiler supuso un verdadero ejemplo de cómo estaba de repartida la propiedad, ya que los 150.000 metros cuadrados se distribuían entre casi 300 fincas, como recuerda el alcalde.

El futuro está ya decidido. Los kiwis están plantados, y se espera que dentro de unos años empiecen las recolecciones. Al Concello, desvela Fernández, han llegado propuestas de empresas interesadas en la producción de kiwi y en dedicar a esa fruta toda la superficie que tiene la fundación. Sin embargo, los planes son otros. Por un lado, no hay duda del rendimiento frutícola, ya que se trata de terrenos situados a poca altitud (unos 200 metros) y cercanos al río Eo. «Non haberá problema de auga se fai falta regar», dice el regidor.

Por otro, se espera contar con asesoramiento técnico que indique qué cultivos pueden ser convenientes para el resto del terreno. Fernández recuerda que en Ribeira de Piquín siempre abundaron los árboles frutales, y da por seguro que la comercialización estará garantizada, ya que se han recibido llamadas de empresas interesadas. En los presupuestos municipales de este año hay una partida de 30.000 euros, reservada para la fundación, con la previsión de incorporar gente que trabaje en actividades de esa entidad.

«Apostar polo futuro»

«É unha maneira de apostar polo futuro», afirma el alcalde de uno de los concellos menos poblados de la provincia (500 habitantes el 1 de enero del 2022, según datos del Instituto Galego de Estatística). El trabajo en la agricultura no es el único, ya que también está en marcha una iniciativa de cría de porco celta. Además, también por iniciativa de la Fundación Terreo, se prevé recuperar una piscifactoría que cesó en su actividad hace años.

Galicia exporta su sistema automatizado y patentado para la cría de Porco Celta

M. Alfonso

Hace ya algunos años, la comunidad de montes de Carballo, en Friol, y la asociación de criadores de la raza porcina celta (Asoporcel) diseñaron un novedoso sistema pensado para facilitar la cría de estos animales en extensivo aprovechando grandes extensiones de terreno. El invento, que fue patentado, tenía otras muchas ventajas, como que funcionaba con energía solar, se podía trasladar fácilmente de una parcela a otra y estaba completamente automatizado, para facilitar su gestión. Ahora, Asoporcel colabora con la Asociación para el Desarrollo del territorio Interregional del río Eo (Intereo) en un nuevo proyecto de investigación denominado Forescelta. Su objetivo será el de exportar este sistema a dos comunidades de montes, una gallega y otra asturiana.

Seguir leyendo