Patrocinado por

Vega Sicilia obtiene la licencia para su primera bodega en las Rías Baixas

Alejandra Pascual Santiago
ALEJANDRA PASCUAL CRECENTE / LA VOZ

AGRICULTURA

cedida

Crecente da vía libre a unas instalaciones con las que la empresa aspira a comercializar dos vinos de uva albariña en el 2025

25 nov 2022 . Actualizado a las 09:36 h.

El Ayuntamiento de Crecente concedió ayer la licencia para construir la bodega de Vega Sicilia tras los informes correspondientes de la Xunta de Galicia que dieron el visto bueno al proyecto de la empresa vallisoletana.

El desembarco de Vega Sicilia en Crecente quiere tomar velocidad de crucero. La empresa de vinos, una de las más prestigiosas a nivel internacional, anunció a comienzos de este año su primera bodega en las Rías Baixas tras años de trabajo y negociaciones. Apenas ocho meses después, ya ha tramitado los permisos correspondientes para la construcción en el Condado de Tea, en la parte alta del río Miño.

Según informaron a comienzos del 2022, el plan de Vega Sicilia es elaborar vinos con uva albariño. El grupo producirá Deiva y Arnela, sus dos primeros vinos enmarcados en la denominación de origen Rías Baixas. Deiva será un crianza de dos años y Arnela, de tres. La previsión es que estas elaboraciones se encuentren en el mercado en el 2025, pero dependerá de los plazos de las obras y de las primeras cosechas.

El alcalde de Crecente, Julio García Luengo, celebró a comienzos de este año la decisión de Vega Sicilia de instalarse en el municipio, en tanto que supondrá un motor económico para el ayuntamiento, fomentará la creación de empleo y un desarrollo del medio rural. El grupo bodeguero se instalará sobre unos terrenos ya dedicados al cultivo del viñedo.