Patrocinado porPatrocinado por

La cadena alimentaria reclama que se garantice el abastecimiento durante la huelga de transportes

Maruxa Alfonso Laya
M. Alfonso REDACCIÓN / LA VOZ

AGRICULTURA

ALBERTO LÓPEZ

Las principales organizaciones agrarias y de la distribución recuerdan el carácter esencial y estratégico de este sector y piden que no se repitan los graves incidentes del último paro

09 nov 2022 . Actualizado a las 09:25 h.

La última huelga que convocó el sector del transporte en España causó un grave perjuicio al sector agroalimentario. Empezando por los productores, algunos de los cuales se vieron obligados a tirar sus productos por no poder sacarlos de sus explotaciones, y siguiendo por la distribución, que vio como de sus estanterías desaparecían algunos productos. Ahora, las principales organizaciones agrarias españolas, COAG y UPA, y las más importantes asociaciones empresariales, como AECOC, ACES, ANGED, ASEDAS, FIAB, Hostelería de España y Marcas de restauración, se han unido en un comunicado en el que reclaman seguridad y garantías para el abastecimiento de productos y materias primas ante los nuevos paros convocados por la plataforma para la Defensa del Transporte de Mercancías.

Todas estas organizaciones reclaman que no se repitan los graves incidentes ni los episodios violentos que afectaron al buen funcionamiento de la cadena alimentaria con motivo del último paro del transporte de mercancías. Entonces, se impidió la libre entrada y salida de vehículos de empresas, centros logísticos y explotaciones suministradoras de materias primas, dificultando la recogida de mercancías indispensables para el funcionamiento de la cadena. El sector primario fue uno de los más afectados. Las explotaciones dejaron de recibir la alimentación de sus animales, toda vez que los camiones con cereales no podían salir del puerto de A Coruña. Y algunas explotaciones lácteas se vieron obligadas a tirar con la leche que producían, al no poder las industrias recogerla. 

Ahora, estas organizaciones exigen que se garantice la seguridad y el derecho al trabajo de todos aquellos transportistas que no quieran secundar el paro. También recuerdan que toda la cadena alimentaria está actualmente tensionada por el complejo escenario internacional y destacan los daños que este nuevo paro puede ocasionar a miles de pequeñas y medianas empresas, que ya atraviesan un momento delicado. También inciden en el grave perjuicio que está situación podría suponer para los consumidores en caso de prolongarse.

«Somos un sector esencial y estratégico, como ha quedado demostrado en las recientes crisis que hemos padecido, y creemos que ha llegado el momento de que el Gobierno adopte medidas que garanticen el buen funcionamiento de la cadena alimentaria y el abastecimiento de alimentos y bebidas al conjunto de la población, en cualquier situación, por muy excepcional que esta sea», reza la carta remitida por estas organizaciones.