Patrocinado por

Ouro Puro saca una serie limitada: «É o mel máis exclusivo do mundo»

ramón gonzález rey O VALADOURO / LA VOZ

AGRICULTURA

Iván Marrube y varios familiares están detrás de la marca Ouro Puro
Iván Marrube y varios familiares están detrás de la marca Ouro Puro CEDIDA

La marca del alfocense Iván Marrube comercializará cuatro tarros de reserva del 2015, iniciativa «pioneira no sector»

24 oct 2022 . Actualizado a las 18:58 h.

Cuenta el alfocense Iván Marrube que cuando pensó en comercializar como una delicatesen la miel que ya cosechaba su abuelo, dijo a algunos amigos que lograría «a mellor mel do mundo». Aunque ha recibido numerosos premios, Ouro Puro no ostenta tal reconocimiento, pero la evidencia de el apicultor que acertó con su apuesta «é que algúns dos amigos que daquela rían de min cando dicía iso agora teñen colmeas». La marca acaba de anunciar un paso adelante: la comercialización de una serie limitada de reserva, del año 2015. «Queremos ser o Vega Sicilia do mel», asegura Marrube.

Apasionado de la enología, el responsable de Ouro Puro probó a guardar cada año de producción algunos tarros de miel para comprobar la evolución de este producto en el tiempo, «como quen conserva as botellas de viño». Ahora ha llegado el momento, resalta, de poner en el mercado un producto «exclusivo».

Marrube recuerda que «o viño perde, ten un momento álxido de consumo e logo decae. Pero o mel mantén o seu esplendor, garda as súas propiedades. De feito atopábase mel nas tumbas dos faraóns. Simplemente cristaliza e consérvase en estado sólido. Nós fixemos probas e notamos que mantén a intensidade de sabores e olores durante moitos anos», argumenta.

Comercializar miel de reserva, enfatiza, «supón innovar, camiñar por onde non andivo por agora ninguén. Queremos introducir isto no mercado, porque non o hai», señala. Es otro paso más en un proyecto empresarial que «pretende darlle valor engadido a un producto que no Val do Ouro sabiamos desde hai décadas que é moi bo. Queremos reivindicar o pracer de tomar un mel dunhas flores que floreceron no 2015 neste lugar do mundo, que dentro de Galicia foi historicamente unha referencia na produción meleira», señala.

Por ahora, Ouro Puro -empresa familiar en la que participan varios primos de Marrube- comercializará en los próximos meses cuatro tarros de su miel de reserva de 2015. En este caso, predomina la floración de brezo, con más de un 50 %, «e o 40 e pico restante é de moita diversidade de flores: eucalipto, gramíneas... Moi repartido», concreta.

El precio «non está estipulado por agora, pois estamos inmersos nun estudo a fondo do mercado. Ao non haber referencias estámonos tomando un tempo para calculalo», indica Marrube. En todo caso, aclara que «a xente que queira probar este mel seguramente terá que facer un desembolso. Nós tivemos mesmo algunha oferta para mercarnos un bote do 2012 por 500 euros», apunta. Sobre la venta de los tarros, «ímolos ir sacando nun prazo curto, de forma moi limitada», explica. Aunque ya se ha generado expectación, añade, pues tras anunciar esta iniciativa en sus redes sociales «xa recibimos mensaxes e chamadas para mostrar interese».

La intención es convertir esta iniciativa en habitual. «Estivemos gardando tarros todos estes anos e a intención é ir quitando series limitadas», expone Marrube. Ouro Puro trabaja «cada vez máis» bajo suscripción, tanto que «non poidemos acudir á Feira do Mel por non ter suficiente material», indica.

«O Val do Ouro ten todos os recursos para xogar na Champions deste sector, poñernos no mapa mundial», Iván Marrube, responsable de Ouro Puro

Para que los clientes puedan también tener sus propios botes de reserva, Ouro Puro comercializará cien tarros de medio kilo a 30 euros, «para que a xente poida mercar coma un investimento. Sempre animamos aos suscriptores a que o fagan, a que garden o mel». El bote se entregará en una mini colmena de madera.

Tarro de miel de reserva
Tarro de miel de reserva

El nombre elegido para la marca, Ouro Puro, pretendía desde el principio «resaltar o potencial desta mel. E desde entón houbo xente nova desta zona que se animou a producilo e comercializalo», afirma Marrube.

Entre ceja y ceja, Marrube tiene la internacionalización de la miel que hacían sus antecesores. «Podemos poñer este produto no mapa mundial. No Val do Ouro temos os recursos para xogar na Champions. Queremos facer, a maior cantidade de mel ou o mellor producto? Nós temos claro que o segundo», remata.