Patrocinado por

Más criadores, más cabezas, mejores precios: así se recupera el caballo gallego de monte

Xosé María Palacios Muruais
XOSÉ MARÍA PALACIOS VILALBA / LA VOZ

AGRICULTURA

En Muras se celebra la Feira do poldro desde hace más de treinta años
En Muras se celebra la Feira do poldro desde hace más de treinta años ALBERTO LÓPEZ

Los ganaderos tienen una edad media cada vez más joven

05 oct 2022 . Actualizado a las 09:47 h.

El caballo gallego de monte ha crecido en los últimos años en cantidad y en calidad. Lo primero se refleja en el aumento de criadores y de cabezas de ganado; lo segundo, en el incremento de precios que se pagan por las reses, como explica Antón Vázquez, director técnico de Pura raza galega (Puraga). La entidad tiene actualmente unos 120 socios, una cifra que supone aproximadamente un aumento del 50 % frente a los que había hace unos diez años. En cuanto al número de ejemplares, la raza cuenta actualmente con unos 1.800 ejemplares, dentro de una tendencia que, precisa Vázquez, se caracteriza por un pequeño aumento anual.

Por lo que respecta a los precios, el incremento también es subrayado con rasgos positivos por la citada asociación. Una yegua de tres años se vende actualmente por 800 o 900 euros, mientras que hace unos diez años la cotización no llegaba ni a la cuarta parte de esas cifras. 

Para explicar esos cambios, Vázquez expresa también una modificación en el perfil de los criadores, cuya edad media va siendo más baja y cuyos criterios de trabajo son también diferentes a los de hace años. Así, explica, los ganaderos comienzan o amplían la cría de caballo de monte por cuestiones económicas, no por el mantenimiento de una costumbre heredada de sus padres o de sus abuelos. El mayor precio de las cabezas constituye un aliciente, pero los caballos en el monte realizan también una función que Vázquez vincula tanto con la agricultura como con la ganadería.

Los caballos que durante el otoño y el invierno pastan en el monte llevan a cabo unos trabajos de limpieza de vegetación, con lo que en primavera esos terreno quedan listos para el ganado vacuno en régimen extensivo. La conclusión de Vázquez es clara: «O gandeiro está hoxe moi profesionalizado», dice. También resalta que si el ganado caballar se cuida más, la carne tiene más calidad.

Degustaciones y ferias

El aumento del precio de la carne se refleja también en el incremento de la cotización de los potros. La carne puede llegar hoy a los 2,50 euros en kilo / canal, más del doble que hace unos diez años. De todos modos, el consumo esta carne aún está en Galicia lejos de los niveles de otras comunidades autónomos, una cuestión que Puraga intenta solventar con degustaciones. En lo que va de año se han organizado unas diez: la más reciente tuvo lugar en A Coruña en días pasados y fue dirigida a carniceros.

También hay lugares en los que se celebran tradicionales ferias en las que el ganado caballar es destacado protagonista. Así ocurre en Muras con la Feira do Poldro, que desde hace años organiza el Concello. Puraga estuvo presente en la edición de este 2022, que tuvo lugar a finales de septiembre, y Vázquez recalca que esos certámenes no solo son importantes por su dimensión económica sino también por su valor social, ya que contribuyen a promocionar los sitios donde se celebran y el trabajo de los ganaderos.

En el norte de Galicia

Los socios de Puraga se reparten por varias comarcas de Galicia, sobre todo en el norte de la comunidad. Vilalba y Muras son dos municipios chairegos donde resulta importante la presencia de la entidad, igual que la comarca del Eume, en Ortegal o en A Mariña. También hay socios en la zona occidental de A Coruña.