Patrocinado por

Investigan cuál es la forma más eficiente de regar el viñedo en Galicia

Maruxa Alfonso Laya
M. Alfonso REDACCIÓN / LA VOZ

AGRICULTURA

CARLOS RUEDA

La escuela de Enxeñaría participa en un proyecto con otras regiones españolas

21 dic 2021 . Actualizado a las 22:02 h.

Existe la creencia de que regar el viñedo influye negativamente en la calidad del vino. Pero, según el profesor e investigador de la escuela de Enxeñaría del Campus Terra, Javier J. Cancela, «es totalmente falso, es un tópico». Es cierto, reconoce, que en Galicia no existía la tradición de regar el viñedo, porque no lo necesitaba, pero también lo es que el cambio climático está provocando que esta se convierta en una práctica necesaria en ocasiones. Es por ello que un grupo de investigación de este centro, liderado por el propio Cancela, participa en un proyecto nacional sobre la optimización de la gestión hídrica en las variedades tintas de la vid. En este mismo programa colaboran el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACYL), el Instituto Técnico Agronómico Provincial de Albacete (ITAP) y el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX), que actúa como coordinador.

La idea de este proyecto, que cuenta con un presupuesto de 350.000 euros y tiene una duración de tres años, pasa por lograr un uso eficiente del agua. Para ello, se estudiarán los efectos que el riego provoca en parcelas de garnacha, tempranillo, syrah y mencía. Será esta última variedad la que concentre los estudios gallegos, que se llevarán a cabo en una parcela de Quiroga. «En la parcela hay diferentes zonas, una la dejaremos en secano, otra la regaremos una vez por semana, otra dos veces por semana y la última a diario», cuenta Cancela. De forma paralela se realizarán estudios sobre cómo el agua está afectando al suelo, al mosto, a la composición aromática y a la composición foliar de la planta. Con ello, además de la optimización de las prácticas de riego, este consorcio de investigación busca ofrecer soluciones a las alternaciones que está provocando el cambio climático en este cultivo en cuanto a plagas y enfermedades, fenología de la vid, procesos de maduración, rendimiento y calidad de la uva.

El riego en las denominaciones

Cancela asegura que ya se realizaron algunos estudios sobre los efectos del riego en el viñedo en el año 2012 con la colaboración de las denominaciones de origen. «En la mayoría de las denominaciones gallegas no está permitido regar, excepto si hay un balance hídrico negativo. El problema es que no está definido en los reglamentos cuándo hay ese balance negativo», argumenta. Sin embargo, los cambios que está provocando el cambio climático provocarán que el agua tenga que ser utilizada también como un recurso en la viticultura. De ahí la importancia de la investigación. Porque los sistemas de riego deben ser sostenibles y, para ello, es preciso que sean eficientes. Por eso las diversas líneas de trabajo que se activarán con este proyecto procuran maximizar el aprovechamiento del agua utilizada por la planta, mejorar el microclima de la cepa y en la zona de los racimos, regular la producción, incrementar la calidad de la uva y reducir el uso de herbicidas. «El riego hay que verlo como una herramienta, que también puede servir para aportar abonos en ciertos momentos. Es la fertirrigación de la que ya disponen medianas y grandes empresas de Galicia», asegura.