Patrocinado por

El sector vinícola demanda tierra para duplicar la superficie de sus denominaciones de origen

M.C. REDACCIÓN

AGRICULTURA

Imagen de una nueva plantación de viñedo tomada en la zona de Quiroga durante esta primavera
Imagen de una nueva plantación de viñedo tomada en la zona de Quiroga durante esta primavera CARLOS RUEDA

Además de las más de 10.000 hectáreas que han pedido los consellos reguladores, Medio Rural ha recibido 994 iniciativas de empresas que quieren optar a fondos del Plan de Recuperación y que ya han geolocalizado otras 21.322  hectáreas

28 jul 2021 . Actualizado a las 10:52 h.

No cabe duda de que el rural gallego tiene potencial. Lo ha tenido siempre. Solo que en algunas zonas estaba aletargado. Pero parece que ese escenario comienza a revertir porque cada vez son más las pequeñas y medianas empresas que creen en que el futuro en Galicia camina en paralelo al campo. Una primera prueba es la modernización de un sector como el vinícola que, impulsado por su creciente internacionalización, demanda terreno para continuar produciendo vinos de calidad que marquen la diferencia con respecto a los caldos de otras partes de España. De hecho, los consejos reguladores de las cinco denominaciones de origen gallegas han pedido a la Consellería de Medio Rural el desarrollo de polígonos agroforestales por un total de 10.000 hectáreas destinados a viñedo acogido a cada una de esas DO. Esa superficie supondría duplicar la que tienen en la actualidad. En O Ribeiro, donde actualmente disponen de 1.301 hectáreas tras los últimos reajustes en los que han  eliminado una buena cantidad de fincas abandonadas, han pedido 1.434 hectáreas; en Rías Baixas, donde disponen de 4.093 hectáreas, han demandado otras 2.230; en Valdeorras, con 1.113 hectáreas, han requerido sumar 311; en Monterrei, con 631 hectáreas, quieren aumentar otras 407; mientras que en Ribeira Sacra, que actualmente tiene 1.253, piden otras 5.781, una superficie que la convertiría en la DO con mayor superficie de la comunidad. 

Las cifras fueron facilitadas este jueves por el conselleiro de Medio Rural, José González, tras el consello de la Xunta, una reunión en la que dio a conocer también un informe de su departamento en el que se detallan las solicitudes de pequeñas y medianas empresas o de otros interesados recibidas para optar a los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia diseñado por el Gobierno central para la reactivación económica tras el covid. Porque una parte de los proyectos tractores y transversales presentados por la Xunta a los Ministerios de Transición Ecológica e Industria, Comercio y Turismo está relacionada precisamente con el desarrollo del sector primario. Y para lograr ese objetivo es fundamental movilizar tierra. De ahí que se pretenda la puesta en producción de 18.000 hectáreas de tierra abandonada para dedicarla a usos agrícolas, ganaderos o forestales. Además, buscan la puesta en marcha de 200 aldeas modelo distribuidas por toda la comunidad. Todo ello echando mano de los instrumentos que recoge la Lei de Recuperación de Terra Agraria de Galicia

Por esa razón desde Medio Rural lanzaron una convocatoria de Manifestación de Interese de Proxectos do Sector Primario e Agroalimentario Galego, una iniciativa de carácter no vinculante para conocer el interés que había por parte de particulares o empresas en el desarrollo de iniciativas de distinta índole en el medio rural al amparo de ese plan de recuperación. En el marco de esa iniciativa, la Xunta recibió cerca de 1.500 iniciativas. 994 de las cuales indican ya la localización geográfica de la tierra que precisarían para poder llevarlas a cabo. En total son 21.322 hectáreas que han podido georreferenciarse en zonas de abandono o que están infrautilizadas en un total de 197 concellos gallegos. Esa superficie podrá movilizarse a través de las herramientas que ofrece la Lei de Recuperación de Terra Agraria