Patrocinado por

Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación: «No me gusta quien señala con el dedo a mis agricultores y ganaderos»

J. M. Camarero / M. A. Alfonso MADRID / COLPISA

AGRICULTURA

Sandra Alonso

Defiende al sector frente al mensaje «sencillo pero desenfocado» de Garzón

19 jul 2021 . Actualizado a las 14:45 h.

La polémica en torno al consumo de carne ha situado a Luis Planas (Valencia, 1952) en el epicentro de la defensa de los ganaderos y agricultores frente a su compañero de gabinete, el titular de Consumo, Alberto Garzón. El debate ha coincidido con el inicio de las negociaciones del plan estratégico de la Política Agraria Común (PAC) entre el Ministerio de Agricultura y las comunidades. Un plan del que España percibirá más de 47.724 millones de euros hasta el año 2027.

—¿Será posible alcanzar un acuerdo antes de final de año?

—Las comunidades han dado luz verde para proseguir ese proceso que tenemos que entregar a Bruselas. Es verdad que hay una expresión de las posiciones de cada región, que refleja la inmensa diversidad de España. Desde el Cantábrico, con producciones continentales semejantes a las de Francia, hasta Andalucía, con zonas de cultivo subtropical. Mi obligación como ministro es poner sobre la mesa algo que pueda unir en lo fundamental.

—Pero ese encaje de bolillos se antoja complicado, como en la financiación autonómica...

—No hablamos de un fondo autonómico. Esta es una política destinada a agricultores, ganaderos y medio rural. En el pilar del desarrollo rural, hay una atribución autonómica de los fondos. Pero lo básico y más importante es una atribución de las ayudas que va directamente a las personas y los empresarios.