Patrocinado por

Carmen Rodríguez, de CLUN, nueva presidenta de Agaca

Somos Agro REDACCIÓN

AGRICULTURA

La Asociación Galega de Cooperativas renueva su consejo rector durante la asamblea general celebrada en Santiago

15 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Carmen Rodríguez, vicepresidenta de la cooperativa láctea CLUN, será la nueva presidenta de la Asociación Galega de Cooperativas (Agaca), tal y como acordó la entidad durante la celebración en Santiago este miércoles de su asamblea general. Tras acceder al cargo apuntó que coje el testigo «con orgullo, honor, ilusión y responsabilidad», al tiempo que considera que «para mí, la igualdad no es un reto, es el único camino posible». 

Sustituye de este modo a José Montes, que no presentó candidatura, y quien abogó durante su discurso de despedida por incrementar la presencia de las mujeres en los órganos directivos o rectores de las cooperativas. El relevo en la presidencia no fue el único cambio producido en el Consejo Rector, un órgano en el que estarán, además de Carmen Rodríguez, José Manuel López Tellado, de la Cooperativa Aira, como vicepresidente; José Luis Rey Rodríguez, de Coren, como secretario; Javier Iglesias Sendín, de Viña Costeira, como tesorero; Rafael Tejeda, de Proterga; Alberto Amil, de Horsal, y Xoán López Allegue, de Martín Códax; como vocales.

Durante la asamblea, en la que estuvieron presentes el presidente y el director general de Cooperativas Agro-alimentarias, Ángel Villafranca y Agustín Herrero, respectivamente; y el presidente del Foro pola Economía Social Galega, Celso Gándara, también se aprobaron las cuentas el 2020 y se habló de la incidencia del covid-19 en el sector cooperativo. En este sentido, tras analizar el impacto del coronavirus, en los distintos sectores concluyeron que al comparar la agricultura gallega con la del resto de España «con mucha más presencia agraria que ganadera, podemos concluir que el 2020 fue un mal año para el campo gallego, no solo por las pérdidas humanas de la pandemia, sino también por la pérdida económica causada por la misma en las cuentas de nuestros agricultores y ganaderos socios, pese a ser calificados reiteradamente como esenciales». También añadieron en que «nuevamente los eslabones de la cadena alimentaria más beneficiados de esta traumática situación fue la gran distribución que creció cerca del 15% en ventas y comercializó los alimentos a precios mayores con los mismos costes».