El Gobierno abre la puerta a que las bodegas puedan recibir ayudas covid-19

Deja en manos de las comunidades que incluyan en la lista de actividades afectadas a otros sectores y Medio Rural dice que estudiará la propuesta


Redacción / La Voz

Las quejas del sector vitícola por haberse quedado fuera de las ayudas covid-19 que repartió el Gobierno central han sido escuchadas, por lo menos, en parte. El Boletín Oficial del Estado publicaba ayer una serie de medidas complementarias que dejan abierta la puerta a que las comunidades autónomas definan otros sectores que también han resultado afectados por la pandemia y que, en principio, iban a quedar al margen de estas subvenciones. La rectificación ha sido bien acogida por la Federación Española del Vino (FEV), que ayer solicitó a las comunidades que incluyan a las bodegas en la lista de empresas que podrá percibir estas subvenciones. En Galicia, Medio Rural ya ha anunciado que estudiará la propuesta de forma conjunta con las organizaciones agrarias.

Explica el nuevo decreto que es «aconsejable habilitar a las comunidades autónomas de forma que puedan tener cierto margen de flexibilidad para que, siempre dentro de la asignación total establecida para cada una de ellas, puedan añadir al listado de sectores elegibles para recibir ayudas con cargo a la Línea COVID otros sectores adicionales que se hayan visto particularmente afectados en el ámbito de su territorio». De esta forma, queda en manos de las comunidades autónomas incluir en ese listado de empresas que podrán percibir las ayudas para hacer frente a la pandemia a otras que habían quedado al margen inicialmente. Y es que, en un principio se definieron 95 actividades que recibirían ayudas por un valor total de 11.000 millones. Ahí no figuraba el sector vitícola, lo que despertó quejas en las cinco denominaciones de origen gallegas. «Xa te imaxinas o que pensamos disto, que somos os grandes prexudicados despois dos hostaleiros», decía entonces José Luis García, de la denominación de origen Valdeorras. «Nosotros tenemos una exposición al canal Horeca de un 64% —explicaba el gerente de Rías Baixas, Ramón Huidobro—. Aunque es cierto que el consumo de vino aumentó en los hogares, solo 63 de las 178 bodegas que están en la denominación canalizan su producción a la alimentación».

Las quejas se sucedieron en todas las comunidades españolas donde el vino tiene una importancia estratégica. Y de ellas se hizo eco la Federación Española del Vino. Esta entidad celebraba ayer el cambio de idea del Gobierno porque «se corrige así una situación que había generado sorpresa y malestar en el sector al quedar excluidas inicialmente las bodegas de estas ayudas». Y es que, en su opinión, estas empresas están sufriendo «un fuerte impacto en sus ventas desde el inicio de la pandemia por los sucesivos cierres y restricciones en la hostelería y el turismo, que han afectado y siguen afectando a día de hoy, especialmente a medianas y pequeñas empresas».

Según el nuevo Real Decreto, la pelota queda ahora en manos de la Xunta. Será la Administración autonómica la que tenga que decidir si amplía la lista de sectores damnificados e incluye a las bodegas en la categoría de empresas que pueden acogerse a estas ayudas. Algo que ha solicitado la FEV que se haga en todas las comunidades españolas. En la Consellería do Medio Rural explicaron ayer que se evaluará, conjuntamente con las organizaciones profesionales agrarias con representatividad en el Consello Agrario, «os sectores que máis precisarían axuda, do mesmo xeito que se fixo coa posta en marcha das achegas directas do Plan de reactivación da Consellería do Medio Rural», concluyen en la Administración gallega.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
1 votos
Comentarios

El Gobierno abre la puerta a que las bodegas puedan recibir ayudas covid-19