«Hay que tratar las plagas cuando es necesario, no por calendario»

Rosa Pérez Otero es la técnica encargada de los avisos fitosanitarios en la Estación Fitopatolóxica de Areeiro


redacción / la voz

Reducir el uso de los productos fitosanitarios en el viñedo y en el resto de cultivos es una necesidad y una exigencia de Europa desde hace años. Rosa Pérez, de la Estación Fitopatolóxica de Areeiro, insiste en que en el caso del mildiu todavía hay margen para ello y advierte de que no se debe tratar por calendario, tienen que darse condiciones adecuadas para el desarrollo de la enfermedad.

-En los últimos años ha habido muchos cambios en la legislación de fitosanitarios.

-Todo lo referente al cuidado del medio ambiente, a que hay que evitar residuos de los productos fitosanitarios, viene de los años 60. Últimamente está muy en boga porque antes no había tanta gente preocupada por estos temas. Pero Internet ha permitido divulgar más información sobre estos productos y, al mismo tiempo, las investigaciones han avanzado y cada vez se conocen más los efectos perjudiciales que tienen. El primer hito a nivel europeo que tuvo lugar en la mejora de los tratamientos fitosanitarios fue en el año 91, cuando una directiva de la UE dictó normas para autorizar las sustancias activas que forman los productos fitosanitarios. A raíz de eso, se eliminaron dos terceras partes de las disponibles en aquel momento. Ahora también hay una directiva que regula su aplicación y que dice que «se evitará» aplicarlos por calendario, y que las explotaciones tienen que hacer un control integrado de plagas.

-¿Cuándo debemos tratar?

-El mildiu es un hongo que requiere temperaturas de 24 o 25 grados, pero también una humedad relativa alta. Esas condiciones en Galicia, y más concretamente en Rías Baixas, las tenemos casi todos los días. En lo que llevamos de campaña este año, en Areeiro no hemos tratado. La primera aplicación se puede hacer una vez detectada la primera mancha. Eso implica que hay que hacer una revisión del viñedo para poder detectarla. La experiencia dice que como el mildiu requiere el calor y la humedad para poder desarrollarse, si no hay esas condiciones, no es necesario tratar. Hay que aplicar el sentido común. Si detectamos manchas pero hay una época de sequía eso significa que la enfermedad no se va a desarrollar y que, por lo tanto, igual no necesitamos tratar. Pero también hay otro tipo de prácticas que se pueden hacer para prevenir esta enfermedad, como aclarar un poco la vegetación

-Este año, por ejemplo, las bodegas ya han comenzado con los tratamientos.

-Sí, y quizás no debí recomendar en el aviso de esta semana que había que tratar porque hace frío y no haría falta ese tratamiento. Tenemos que tener en cuenta que reducir los tratamientos es una exigencia social y legal y eso implica utilizarlos solo cuando hay unas condiciones determinadas, por lo que si no las hay se pueden alargar los plazos y se puede esperar perfectamente hasta que se detecte la primera mancha. Hay que tratar las plagas cuando es necesario, no por calendario.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

«Hay que tratar las plagas cuando es necesario, no por calendario»