Patrocinado por

Tres millones de euros para reconvertir viñedo

Maruxa Alfonso Laya
M. Alfonso REDACCIÓN / LA VOZ

AGRICULTURA

MARTINA MISER

Medio Rural convoca las ayudas para los viticultores de toda Galicia. el plazo para pedirlas termina el 30 de abril

05 abr 2021 . Actualizado a las 10:28 h.

La Xunta ha dado luz verde a una nueva edición del programa de reestructuración y reconversión de viñedo. La Administración autonómica invertirá tres millones de euros en los próximos tres ejercicios con el objetivo de aumentar la competitividad de los productos vitícolas, mejorar los sistemas de producción actuales para hacerlos más sostenibles y reducir la huella ambiental de este sector. Podrán beneficiarse de estas subvenciones todos los viticultores inscritos en el Rexistro Vitícola de Galicia. El plazo para pedirlas estará abierto hasta el 30 de abril

Según publica el Diario Oficial de Galicia, la orden de ayudas cuenta con un presupuesto de tres millones de euros, a repartir en tres años. Para la convocatoria del ejercicio actual habrá 500.000 euros, mientras que para los dos años siguientes el importe será de 1,25 millones para cada uno. Para beneficiarse de esta convocatoria es necesario estar inscrito en el registro correspondiente, tener viñas que se destinen a la producción de uva para vinificación con una superficie máxima subvencionable de 10 hectáreas por persona viticultora. Estas ayudas se aplicarán a las superficies vitícolas donde se lleven a cabo operaciones de reimplantación de viñas, reconversión varietal y o mejoras técnicas de gestión de las viñas. Para presentar las solicitudes, los interesados tienen un plazo de un mes y deberán formalizar todo el trámite de forma telemática.

Desde Medio Rural recuerdan que cada viticultor deberá seleccionar su propio calendario de ejecución, escogiendo entre una anual (hasta el 31 de mayo del 2022) o bianual (hasta el 31 de mayo del 2023), con o sin anticipo. También se valorará la contratación de los seguros agrarios para la uva de vinificación, así como la concentración de la superficie vitícola en una única parcela.

Con esta línea de ayudas, la consellería busca disminuir los costes de producción de las explotaciones vitivinícolas y apostar por su redimensionamiento al llevar a cabo reajustes estructurales. También se fomenta la adaptación de las variedades a las demandas del consumidor al tiempo que se preservan las viníferas autóctonas de gallegas, de menores rendimientos y elevada calidad diferenciada, aprovechando así la gran ventaja competitiva que supone su diferenciación en el mercado. Otro de los objetivos de este programa es fomentar el cultivo sostenible de la vid, mejorando los actuales sistemas de producción y reduciendo así la huella de carbono que deja el sector vitivinícola en el entorno.