Un impulso a las parcelarias gallegas

La Xunta declara dos nuevas zonas en Outeiro de Rei, somete a información pública las de Poulo, Seoane da Pregación e Viladonga y entrega los títulos de propiedad en varios lugares de Touro, Riotorto, Coristanco y Baltar


Redacción / La Voz

La Consellería do Medio Rural está trabajando para sacar adelante los procesos de concentración parcelaria que hay en marcha por toda Galicia. La entidad tiene claro que este es un sistema que ayuda a movilizar tierras y, por ello, anunció que por cada proceso de concetración que se finalice, con los títulos de propiedad entregados a los vecinos, se decretará una nueva zona de concentración. Con ello pretende luchar contra el abandono de las tierras, anticiparse a los incendios forestales y fijar población en el medio rural permitiendo que la actividad productiva sea rentable. A lo largo de la última semana, la consellería ha puesto en marcha nuevos procesos, ha avanzado en otros y ha dado por finalizadas cuatro concentraciones.

La parcelaria se ha puesto en marcha en las zonas de Arcos, San Lourenzo de Aguiar y San Fin de Paz, en el municipio de Outeiro de Rei. Según los datos ofrecidos por Medio Rural, un total de 883 propietarios se verán beneficiados por estas concentraciones, que afectarán a una superficie de más de dos mil hectáreas. Esto son los dos primeros decretos de reestructuración parcelaria que se decretan tras las entrada en vigor en 2015 de la Lei de mellora da estructura territorial agraria de Galicia, que busca aumentar la base territorial de las explotaciones y reducir considerablemente sus costes de producción. 

Ambos procesos fueron apoyados por el Concello y por los titulares de las explotaciones de la zona. Se trata de dos áreas en las que están registradas 125 granjas, la mayor parte de ellas de vacuno. De ahí la necesidad de reorganizar el territorio para mejorar las condiciones estructurales, técnicas y económicas de las explotaciones agrarias de la zona. 

Además de estos dos nuevos procesos, también se acaban de someter a información pública los estudios previos de iniciación en Poulo (Ordes), Seoane da Pregación (Friol) y Viladonga (Castro de Rei). Y a lo largo de este mes se entregaron los títulos de propiedad de las zonas de Foxáns-Bendaña, en Touro; Órrea-Galegos, Riotorto; Couso, Coristanco; y Niñodaguia, Baltar. De estos cuatro procesos se beneficiaron 1.361 propietarios al reorganizar cerca de 2.760 hectáreas. 

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

Un impulso a las parcelarias gallegas