Planas dice que llamará a las puertas de Bruselas para lograr más ayudas para el vino

El ministro explicó a las organizaciones agrarias que su objetivo es realizar una convergencia gradual y continúa


redacción

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha trasladado este jueves a los representantes de las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA su intención de pedir medidas extraordinarias para el sector del vino en la Comisión Europea la próxima semana, según Europa Press.  Planas ha iniciado este jueves con las organizaciones agrarias una serie de reuniones para preparar las negociaciones para la aplicación de la futura política agrícola común (PAC) y con las que ha abordado cuestiones importantes para el futuro del mundo rural.

Fue en ese foro donde el titular de Agricultura explicó que tiene previsto pedir «ayudas extraordinarias» para el sector del vino afectado por la crisis del coronavirus. La demanda fue incluida, añadió, en el orden del día de la reunión del Consejo de Ministros de Agricultura ,como una petición del Gobierno de España y que cuenta con el apoyo de otros 13 países miembros, entre ellos Francia. De hecho, Planas acordó esta semana con su homólogo galo acudir de la mano en la negociación de los flecos de la PAC.

«El sector del vino se ha visto seriamente afectado por la crisis del coronavirus. El año pasado ya se destinaron 91,5 millones procedente del Pasve para medidas extraordinarias. Hay que dialogar con la CE y tiene que recibir nuestro mensaje, porque estamos ante una situación extraordinaria», ha indicado.

Después de que Planas colocara esas cartas sobre la mesa, el responsable de Asaja, Pedro Barato, reconoció que para su organización es «importantísimo» que la situación del sector del vino se trate en la próxima reunión del Consejo de Ministros europeos. «No podemos utilizar el Pasve para arreglar una situación que es coyuntural y la UE tiene que poner un presupuesto, que ya está disminuido», indicó.

De la misma opinión es el secretario general de COAG, Miguel Blanco, que respalda a Planas en su petición de exigir fondos extraordinarios para el vino, que se ha visto fuertemente impactado por el cierre de la hostelería y la falta de turistas. Mientras que el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, también ha mostrado su apoyo al ministro en esta reclamación de ayudas para los «productores de vino» y confía en que se logre un «buen resultado y vengan algunas ayudas».

Hablando concretamente del caso gallego, uno de los temores habituales del sector es que las ayudas no estén pensadas para las particularidades de los productores o bodegas de la comunidad. 

Más allá del vino, el ministro también avanzó que tratará de buscar una solución para el sector del tabaco que ha quedado excluido de las ayudas de la PAC. 

PLANAS ABOGA POR UNA CONVERGENCIA GRADUAL Y CONTINUA

El ministro de Agricultura ha abordado en profundidad también con los representantes de Asaja, COAG y UPA los diferentes temas sobre la futura política agrícola común (PAC), así como el reglamento de convergencia (equiparación de ayudas entre beneficiarios de la PAC de distintas regiones dentro del mismo país), que está causando discrepancias en algunas zonas. De esta forma, Planas ha señalado que su departamento está dispuesto a hacer un «esfuerzo extraordinario» de diálogo para poner sobre la mesa el proceso de convergencia del año 2022, en el marco de la negociación global de la futura PAC.

Así, ha reiterado su deseo de que esta convergencia sea «gradual y continua», además de tener una fecha de comienzo y finalización del proceso interno. El titular del ramo ha reconocido que la elaboración del plan estratégico nacional de la PAC «no será fácil» poner de acuerdo a las 17 comunidades autónomas, pero confía en alcanzar un «gran acuerdo nacional» para definir cómo se llevarán a cabo las ayudas y la convergencia.

Durante la reunión también se han abordado cuestiones relativas a las ayudas a los jóvenes agricultores y ganaderos, la definición de agricultor genuino, la reducción de las regiones de pago o las ayudas acopladas.

Por su parte, Asaja ha señalado que la reunión ha permitido confirmar que se «abren nuevas vías» para negociar y dialogar puntos conflictivos como el de la convergencia, por el que se han convocado diferentes tractoradas esta semana en Andalucía. «Se abren unas nuevas vías de trabajo para llegar a un definición que es los más importante», ha indicado Barato.

Desde COAG, su secretario general ha indicado en la necesidad de cambiar la definición de agricultor genuino, ya que no están satisfechos con la que baraja la CE al considerar que se «está diluyendo el carácter del agricultor genuino», así como encontrar un punto medio en la reducción de regiones de pago. «Entendemos que hay una gran dificultad, pero no podemos pasar de 50 regiones a cinco, hay que encontrar un punto medio para que la diversidad de la actividad agraria no se distorsione en España», ha señalado.

Mientras que Lorenzo Ramos (UPA) apuesta por abrir un debate en el tema de la convergencia, ya que considera que «genera inquietud» entre agricultores y ganaderos. «Planteamos abrir ese debate y que la convergencia se aplique con más flexibilidad y que se dé más tiempo», ha reiterado, señalando que en este tema coinciden las tres organizaciones agrarias.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

Planas dice que llamará a las puertas de Bruselas para lograr más ayudas para el vino