La despensa gourmet que viaja en furgoneta por A Mariña

La afición por criar animales animó a Carlos López, de Lourenzá, a montar una empresa que sirve a domicilio manjares difíciles de encontrar en el supermercado

Carlos López dio el paso y convirtió una afición en un negocio
Carlos López dio el paso y convirtió una afición en un negocio

VIVEIRO / LA VOZ

La empresa de Carlos López González se asienta en cuatro pilares; proporciona alimentos de primera, que son fruto del trabajo de pequeños productores, presta un servicio a domicilio y garantiza un trato personalizado. La firma Que che fai falta? se adapta a la nueva forma de relacionarse entre vendedor y consumidor. ¿Quiere miel de montaña? Carlos la tiene. ¿Y un cordero? Carlos se lo sirve. ¿Le apetece comer el miércoles chorizos de Mondoñedo elaborados siguiendo la receta de la abuela y sin conservantes? Carlos los consigue.

Hace poco más de tres meses que Carlos López, de Lourenzá, más conocido como Carlos Noceda, puso en marcha esta aventura empresarial cuyo objetivo principal es proporcionar a su clientela productos de primera calidad difíciles de encontrar en supermercados tradicionales. Su afición desde hace años por la ganadería, que asegura que le viene de familia, le llevó a dar un paso al frente a este laurentino que, aún siendo personal laboral de la Administración gallega, se dio de alta como autónomo.

El nombre de su empresa -Que che fai falta?- es toda una declaración de intenciones. «Eu teño produtos de primeira calidade que é moi difícil conseguir nun supermercado. E se queres algo que eu non teña, intento conseguircho», explica Carlos, criador también de ganado vacuno, de pollos, de conejos, de un rebaño que supera el medio centenar de ovejas... Tira de productores de confianza para conseguir corderos, carne de vacuno seleccionada, ejemplares de gallina de Mos, miel de Penas Agudas (Xove) o de Lourenzá, entre otros.

A los artículos de proximidad suma los llegados desde otros puntos de la geografía conocidos también por el prestigio de sus alimentos, como naranjas de la zona de Levante y Sevilla, castañas de Ávila o aceite ecológico de Badajoz.

«É unha forma de poñer en valor produtos locais do agro e de acercalos ao público de a pé. E todo, servido a domicilio, sen necesidade de que o cliente se desprace a nengún sitio e que poida cáseque pedir á carta», explica Carlos, que presta servicio a su clientela con desplazamientos a diario por Ribadeo, Mondoñedo, Lourenzá...

Los viajes por A Mariña los completa atendiendo pedidos en sus redes sociales. No vende on line. Lo suyo -explica- es el comercio y el trato personalizado. Un plus en los tiempos que corren. Además de servir a domicilios particulares, es fácil encontrar quien haga publicidad de su negocio en establecimientos como Casa Lozano, en Celeiro de Mariñaos (Barreiros) o el bar Stop, a las puertas de Rinlo (Ribadeo).

Colaboración con hosteleros

El servicio que presta Carlos López con su empresa se completa con alguna colaboración que tiene activa con profesionales del sector de la hostelería, como el cocinero y gerente del restaurante O Forno de Tovar (Lourenzá), Jorge López.

En temporada, la empresa de Carlos sirve el capón cocinado y preparado al vacío siguiendo la receta del chef laurentino. «É un produto listo para ser consumido», explica el dueño del negocio Que che fai falta?

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
11 votos
Comentarios

La despensa gourmet que viaja en furgoneta por A Mariña