Patrocinado por

Consejos para plantar las cosechas de primavera

Somos Agro REDACCIÓN / LA VOZ

AGRICULTURA

Es tiempo de siembra para el maíz o la patata y en SatAgro hacen una serie de recomendaciones para que nuestros cultivos sean sanos y rentables

27 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Explican en SatAgro que un tercio de los agricultores españoles aprovecha los meses previos a la primavera para realizar la siembre. Maíz o patata son los cultivos preferentes del mes de febrero, aunque también las gramíneas como el trigo, la avena, la cebada o el centeno. Esta compañía agrotecnológica con sede en Polonia, provee soluciones de agricultura de precisión basada en observaciones por satélite para que los productores de todo el mundo maximicen el potencial de sus cultivos y ahorren fertilizantes. Ahora, ofrece una serie de consejos para que el agricultor consiga el éxito en sus sembrados. 

Revisión y selección de semillas

Una de las premisas antes de ponerse a plantar es certificar que contamos que la suficiente provisión de simiente y que esta se adapte a las características y al estado del suelo. Se puede, para ello, realizar pruebas de germinado antes, que aportarán una información muy valiosa y que ayudarán a descartar simientes que estén al final de su potencia germinativa. SAtAgro recuerda que también hay soluciones basadas en la agricultura de precisión que pueden ayudar a optimizar la variabilidad de las semillas, adecuando la profundidad de plantado a cada simiente. «Esto se puede controlar gracias al escaneo electromagnético del suelo, que también aporta información de sus propiedades hidrológicas», explica Krysztof Stopa, CEO de la compañía. En cuanto a la cantidad de grano, «se pueden crear mapas de prescripción para ello a partir de datos con el modelo de terreno o mapas de zonas de gestión, que pueden ser creados a partir de series temporales de imágenes en SatAgro», añade.  

Corte de maleza

Desde la compañía agrícola destacan que la maleza suele compartir un espacio común con las especies cultivadas y pueden generar, por su porcentaje y volumen, hasta un 70 % de pérdidas en el rendimiento agrícola. De hecho, la presencia de maleza es un problema permanente en cultivos como la patata, pues albergan insectos y otros patógenos y roban nutrientes, espacio vital, agua y luz a los cultivos incipientes durante el período crítico de competencia, que en el caso de la patata va desde los 20 a los 30 días después de que brotaran.