Pan do Porriño ya es marca protegida

El producto, que se remonta a 1604, recibe la aprobación de la Oficina de Patentes. «Es el reconocimiento oficial de nuestra tradición», dice el sector


o porriño / la voz

La Oficina Española de Patentes y Marcas, que depende del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, ha aprobado el registro Pan do Porriño como marca española. «Se trata del primero reconocimiento oficial de la tradición histórica de la elaboración nuestro pan y de su carácter, convirtiéndose así en un pan con protección propia», destacó ayer el presidente de la asociación de panaderos de O Porriño, José Manuel Fernández, tras conocer la buena nueva.

Los panaderos del municipio consideran que se trata de un éxito colectivo «porque llevábamos muchos años trabajando en potenciar y mejorar la imagen del pan de O Porriño y este reconocimiento como marca española es el primer paso para un impulso y una difusión mayor», apunta Fernández.

Contar con el distintivo de calidad y procedencia es un hito especialmente meritorio en plena crisis sanitaria y económica. En tiempos de covid, apunta la asociación de A Louriña, «la promoción y expansión que el pan de O Porriño había experimentado en los últimos años tuvo que paralizarse debido a la imposibilidad de realizar la feria y otras actividades, así como la asistencia y participación a otros eventos de carácter nacional».

Esperan que ahora, con el espaldarazo del registro de la Marca Española Pan de O Porriño, se abran «nuevas oportunidades», señalan. Confían para ello en el apoyo de las administraciones «para lograr que uno de los panes más importantes de Galicia logre el prestigio que merece».

Por extensión, la noticia se ha convertido en una gran alegría para todas las panaderías que integran la asociación. «Llevamos desde el año 2005 luchando por un reconocimiento y este es un primer paso», insisten mientras repasan el capítulo de agradecimientos. Entre ellos, incluyen los dedicados a los concejales Iván Vaquero, Marcelino Coto, a la alcaldía de O Porriño y especialmente a la asociación de comerciantes e industriales. «Queremos que el pan de O Porriño esté en las principales ferias gastronómicas y turísticas, como Fitur o Gourmets, porque es de una altísima calidad y queremos seguir mejorando como marca sin descartar a medio plazo volver a hablar con la Xunta y su Indicación Xeográfica Protexida (IXP) o iniciar un trámite propio para una nueva IXP o figura de reconocimiento a nivel europeo», adelanta la entidad.

Diferencias con la Xunta

Los panaderos de O Porriño afirman que el trámite legal fue «complejo debido a la oposición de la Xunta, que alegó hasta dos veces el registro de la marca». Sostienen que esta «oposición», como la denominan, se debe a que se les dijo que todos los panes de Galicia deberían adherirse a la IXP Pan Gallego. Los panaderos de O Porriño, tras analizar el reglamento de esta indicación, afirmaron que no tendrían problema, pero que el proceso de elaboración de su pan no encajaba en las características de los demás amparados por esa IXP «ya que modificaría su elaboración, obligándoles a aumentar la hidratación y las harinas», hecho que los panaderos no estaban dispuestos a asumir.

La tradición histórica de O Porriño comienza a ser recopilada en 1604, fecha en la que se tiene constancia de la primera referencia escrita del Pan Trigo de O Porriño, realizada por el riojano fray Anastasio de Lobera. «Esto acredita que se trata de uno de los panes con mayor antigüedad de Galicia y España», explica el representante de lo asociación local.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
1 votos
Comentarios

Pan do Porriño ya es marca protegida