«O consumidor sabería que compra pan galego»

Interés de los panaderos ante la creación de una IXP que ampara su producto

Pan elaborado en Ousá (Friol), parroquia de gran tradición en este oficio
Pan elaborado en Ousá (Friol), parroquia de gran tradición en este oficio

LUGO / LA VOZ

La creación de la Indicación Xeográfica Protexida (IXP) Pan Galego parece despertar interés de los fabricantes y vendedores de este producto. Sea porque ya han tramitado su ingreso en la IXP , porque prevén dar ese paso próximamente o porque la idea les parece interesante para reconocer y amparar su trabajo, los panaderos muestran un punto de vista favorable a la medida.

«É unha maneira de poñer en valor o noso traballo», dice Tania Pazos, panadera de Ousá (Friol). La IXP reconoce el trabajo del pan elaborado de una manera algo artesanal, algo que Tania Pazos considera necesario. «Que a xente se dea conta do traballo que hai detrás», subraya. Una parte de la producción de esta panadería, situada en una parroquia rural de gran tradición en el oficio, se vende en Ponferrada; algo se ha distribuido alguna vez en Madrid, y los clientes que lo probaron apreciaron el sabor. «Unha das cousas boas que ten Galicia é o pan», recalca.

También vende fuera de Galicia la panadería de Fernando Valín, de Palas de Rei. Manda producción a Barcelona varias veces al mes, tiene despacho en Ponferrada y acude a dos mercados semanales del occidente asturiano, al de Vegadeo y al de Navia. El producto encuentra buena acogida en otras comunidades autónomas.

«A idea paréceme boa», afirma el responsable del negocio sobre la IXP. Una de las características exigidas para entrar en el órgano rector es el uso de trigo cosechado en Galicia. En esta panadería una parte se compra a diversos agricultores y se prepara en un molino propio, que está instalado junto a la panadería y que funciona con energía eléctrica.

Quien sí ha entrado ya con sus panaderías en la IXP es Manuel da Cunha, panadero cuyo negocio se inició en Carral pero que está presente en numerosos lugares: alrededor el 60 de la producción de sus hornos se vende fuera de Galicia. Para él, que el pan se venda con un sello que avala su calidad es algo que lo refuerza ante los compradores: «O consumidor sabería que está comprando pan galego», afirma.

El mercado de fuera de la comunidad es el que debe buscarse con el amparo de la IXP, recalca Manuel da Cunha. En su caso, además, el empleo de trigo cosechado en Galicia es algo que se lleva a cabo desde hace años. Para ello se ensayó la producción de semillas, y el resultado es la compra de trigo a campesinos que lo cultivan en distintas comarcas de Galicia, especialmente en A Coruña y en Ourense.

También tiene previsto el ingreso en la IXP Farinarium, marca que cuenta con tres tiendas en A Coruña ciudad. Ana Sánchez, responsable de ventas, cree que el uso de buena harina y una elaboración cuidada tiene un efecto que el consumidor agradece, porque el pan elaborado es más sano y se digiere mejor. «Todo iso cada vez se busca máis e se aprecia máis», asegura.

Probar y repetir

Las restricciones a la movilidad de estas semanas impiden el paso de forasteros por una localidad como Becerreá, situada junto a la N-VI y a la A-6. Marta Braña y Edney Ramírez acaban de abrir su negocio, pero se dan cuenta de que el pan gallego tiene un amplio recorrido fuera de Galicia. «Una vez que lo prueban, repiten», dice Marta Braña, que afirma que clientes de Madrid y de Barcelona no dudan en alabar las bondades del pan elaborado en Galicia.

¿Qué tengo que hacer para formar parte de la nueva IXP Pan Galego?

maruxa alfonso
La panadera Guadalupe Gómez es la presidenta de la IXP Pan Galego
La panadera Guadalupe Gómez es la presidenta de la IXP Pan Galego

En Agacal ofrecen asesoramiento a los productores de trigo y a las panaderías

A punto están de salir al mercado las primeras barras y hogazas que puedan presumir de haber sido elaboradas conforme a la nueva indicación xeográfica protexida (IXP) Pan Galego. Se trata de un marchamo de calidad que diferenciará los panes elaborados en toda la comunidad de acuerdo con el método tradicional y utilizando, por lo menos, un 25 % de harina de trigo autóctono. El proceso para participar de esta IXP está ya abierto a todos los interesados y agricultores, molineros y panaderías tienen ante sí una gran oportunidad para sumarse a una marca de calidad que solo busca reivindicar el buen pan que se hace en Galicia.

Seguir leyendo

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
1 votos
Comentarios

«O consumidor sabería que compra pan galego»