Patrocinado por

La industria puede sacar partido a los restos de la poda de las vides

redacción OURENSE

AGRICULTURA

Sandra Rivas y Beatriz Gullón, investigadoras que lideraron un trabajo sobre el aprovechamiento de los restos de podas
Sandra Rivas y Beatriz Gullón, investigadoras que lideraron un trabajo sobre el aprovechamiento de los restos de podas Santi M. Amil

Investigadores del campus ourensano buscaron alternativas para poner en valor la biomasa derivada de la actividad vitícola

03 feb 2021 . Actualizado a las 19:31 h.

El almacenamiento y la eliminación de los restos de las podas de las vides representa un problema económico y medioambiental. En una provincia como la de Ourense, con cuatro denominaciones de origen, no es un tema menor. Con este caldo de cultivo surgió en el campus universitario una investigación que buscaba desarrollar alternativas para aprovechar esos restos que, tal y como recuerdan sus responsables, tiene un coste, puesto que se genera en grandes cantidades. «Por cada hectárea de cultivo prodúcense entre dúas e catro toneladas destes residuos», explican desde la Facultad de Ciencias, poniendo en contexto la importancia del proyecto, que lideraron Sandra Rivas, investigadora posdoctoral Juan de la Cierva, y Beatriz Gullón, investigadora Ramón y Cajal. Con ellas trabajaron investigadores de los grupos de la Universidade de Vigo Enxeñaría Química EQ2 y Plantas, Solo e Aproveitamento de Subprodutos BV1.

Para contar con el material necesario para su trabajo contaron con la colaboración de un agricultor de Arnoia, en O Ribeiro.

Las responsables de esta iniciativa explican que se podría articular una alternativa a esta situación a través del aprovechamientos de los restos de la poda de la vid basándose en el concepto de «biorrefinería», a través de la separación de los componentes de la biomasa -celulosa, hemicelulosas, lignina y extractos- de manera que se le dé valor de forma individual. Buscar estrategias eficientes para ello fue uno de los objetivos del trabajo desarrollado en el campus durante el 2020.