Acabo de heredar un terreno rústico abandonado, ¿cómo le saco partido?

Cederla al Banco de Terras o hacer una gestión conjunta son algunas alternativas que ofrece la nueva Lei de Recuperación de Terra Agraria


redacción /la voz

Hallar un viejo legajo al ordenar un desván o al reformar la casa familiar y descubrir, de repente, que se es propietario de una finca que continúa a nombre de un abuelo o bisabuelo no es una situación fuera de lo común en Galicia. Como tampoco lo es heredar una parcela en el monte o una tierra donde algún día creció cereal, pero en la que ahora solo hay maleza. La primera pregunta que pueden plantearse esos nuevos propietarios es qué pueden hacer para que esa tierra que les ha caído del cielo no se convierta en una losa y, al mismo tiempo, sacarle partido dándole un valor productivo o cediéndola a cambio de una contraprestación económica como pretende la Lei de Recuperación da Terra Agraria de Galicia.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

Acabo de heredar un terreno rústico abandonado, ¿cómo le saco partido?