La caída de la demanda tira los precios de la manzana de sidra

En la zona de Ortegal hay cientos de pequeños productores, que obtienen desde 12 euros a 4.000, según la plantación


ortigueira / la voz

La dispar demanda de manzana de sidra, motivada por los efectos de la pandemia, ha provocado una caída en los precios, que llevan años por debajo de los diez céntimos el kilo. «Este ano foi raro en todos os sentidos. Houbo menos colleita que outros e vendeuse todo. As sidrerías de Asturias que venden só no bar levaron moito menos porque non teñen saída, e as grandes, as que subministran aos supermercados, aumentaron, porque a xente que está acostumada a tomar sidra e non pode ir ao bar compra na tenda», explica Iván Galdo, responsable, con su primo Jesús, de la empresa fundada por su abuelo, el viveirense Francisco Galdo, que continúa capitaneando el negocio.

La firma Paco de Viveiro es la más importante de las que operan en la comarca de Ortegal y, en menor medida, en la zona de Eume. «Todo o que había sacouse, pero todo a prezos reducidos», comenta Galdo. En los municipios de Ortigueira, con una cosecha aceptable en esta campaña, y Mañón, con muy pocas pomas en Ribeiras do Sor, donde se concentra la producción, hay cientos de pequeños propietarios que venden esta fruta. El principal comprador en la zona reconoce que hay gente que obtiene únicamente 12 euros -«polos tres ou catro sacos de mazá que che vende»- y otros que sacan alrededor de 4.000, por la mayor superficie plantada, ya sea en una única finca o en varias. La media puede rondar los 300, dependiendo de la temporada.

Hay vecinos que algunos años no reciben ni un solo euro de sus manzanos, puesto que el poco dinero que sacan se destina a pagar la limpieza y la repoblación de la finca. «Cada vez queda menos xente que venda porque son máis maiores, e os novos non reparan nas mazás. Temos unha clienta que vendía unha tonelada case todos os anos e agora colle 200 ou 300 quilos, menos da metade doutros anos, porque non coida as mazás», señala Galdo. La rentabilidad es aún más baja si no se realiza el mantenimiento.

Sector a la baja en el Eume

La empresa Paco de Viveiro lleva años recolectando manzanas en la parroquia de Doroña (Pontedeume), donde la producción va a menos. «Foi a peor, con moita diferenza, na miña vida trouxen tan pouca mazá. Fan falta cinco ou seis toneladas para cubrir os gastos, e houbo algunha viaxe de dúas», remarca Galdo. También han adquirido fruta, en pequeñas cantidades, en Ares, Mugardos, Moeche o San Sadurniño.

La escasa cosecha de este año en Ribeiras do Sor, inferior a la de Ortigueira o Viveiro, responde «ao que en Asturias se chama becería, e aquí ‘maceiras aneiras'. Un ano quítaslles 1.200 euros e outro 500, coa mesma finca». La campaña ha finalizado, sin incidencias por el covid-19.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
1 votos
Comentarios

La caída de la demanda tira los precios de la manzana de sidra