¿Cómo alimentamos la vida del suelo de nuestra huerta para producir plantas y alimentos sanos?

El ingeniero agrónomo Guillermo Rodríguez, especialista en el método de cultivo biointensivo y que trabaja en la Horta Biointensiva O Torno, hoy nos brinda claves para alimentar nuestro suelo.


Redacción / La Voz

Para producir plantas nutritivas debemos contar con un suelo vivo, saludable y con buena fertilidad. El suelo es uno de los recursos naturales más críticos e importantes para la humanidad. Solo el 4% del suelo del planeta puede utilizarse para producir y lo estamos agotando. Estudios recientes nos muestran que el 27% del terreno español está clasificado como árido y se prevé que en el 2040 casi el 50% del territorio español podría ser incultivable.

Tradicionalmente pensamos en alimentar directamente a la planta, cuando la clave de nuestra huerta ecológica será contar con un suelo sano que sea capaz de brindar los nutrientes y los cuidados necesarios para nuestros cultivos. Lo primero que debemos preguntarnos es ¿cómo está de alimentado nuestro suelo?. Esta es una pregunta que debes hacerte y que laboratorios de suelo de entidades públicas de Galicia, como la Estación fitopatológica O Areeiro en Pontevedra (https://www.depo.gal/es/-/localizacion-estacion-fitopatoloxica-do-areeiro) ó el Laboratorio Agrario y Fitopatológico de Galicia en Mabegondo (https://mediorural.xunta.gal/es/recursos/laboratorios-de-servicio/laboratorio-agrario-y-fitopatologico), pueden ayudarte a resolver con una sencilla analítica de suelos. Todo esto nos ayudará a conocer la riqueza o deficientes en los diferentes minerales y el contenido de materia orgánica que tiene nuestro suelo, que son los elementos básicos para la nutrición de nuestros cultivos.

El método de cultivo biointensivo centra uno de sus principios en el aporte de composta elaborada con restos de cosecha de nuestra propia huerta para devolver nutrientes y mantener la riqueza de microorganismos en el suelo, conduciéndonos hacia la autosuficiencia. En definitiva, un suelo lleno de vida que nos ayude a producir cultivos nutritivos y saludables. La salud del suelo está íntimamente ligada a la salud de nuestra huerta.

Para producir nuestra composta biointensiva necesitamos sembrar cultivos que nos aporten una alta cantidad y calidad de carbono (maíz, centeno, trigo, haba, altramuz, etc.). Nuestros cultivos de carbono son la clave para la sostenibilidad de nuestro sistema de cultivo y ocupan el 60% de nuestra huerta. A continuación, dos vídeos tutoriales para que puedas hacer tu propia composta:  https://www.youtube.com/watch?v=T3TFvMfhK-g y  https://www.youtube.com/watch?v=o64bPlgu2Es

En la Horta Biointensiva O Torno, en marzo y abril montamos nuestras dos primeras compostas de este año, con restos de cosecha de otoño e invierno del año pasado. Usamos 2300 litros de material seco (50%) y verde (50%); después de 5 meses tenemos 840 litros de composta madura. Somos autosuficientes para lograr la nutrición adecuada de nuestro suelo que producirá nuestros alimentos de este otoño e invierno.

Si quieres ampliar información sobre la implementación del método biointensivo en Galicia puedes visitar el Facebook de la Horta Biointensiva O Torno (https://www.facebook.com/hortabiointensivaotorno/) o dirigirte al correo electrónico guille.rodriguez.barreiro@gmail.com

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
4 votos
Comentarios

¿Cómo alimentamos la vida del suelo de nuestra huerta para producir plantas y alimentos sanos?