Soja de Lalín para un tofu 100% gallego

Inician la cosecha de 2,7 toneladas en el campo experimental de Lagazós


lalín / la voz

El creciente consumo de tofu ha traído consigo la aparición en el mercado gallego de alguna marca ecológica que se ha lanzado a la fabricación de este producto de origen oriental preparado con semillas de soja. El alto valor proteico del producto lo convierte en sustituto de la carne para muchos vegetarianos y veganos y en complemento saludable en cualquier otra dieta. Sin embargo, la fabricación de tofu en Galicia se topa de frente con un problema: la falta de materia prima. Las empresas se ven obligadas a recurrir a la importación de soja de China. Paradójicamente, el campo gallego echa en falta cultivos rentables.

En este contexto ha nacido el campo de ensayo de cultivo de soja impulsado en la localidad lalinense de Lagazós por la Axencia Galega de Calidade Alimentaria (Agacal), la Universidade de Santiago de Compostela (USC), la firma lalinense Kalinka Lagazós -que fabrica la cerveza ecológica Toupiña- y la marca coruñesa Landeira Tofu.

Kalinka cultiva en Lagazós (Lalín) una plantación ecológica de soja de 6.000 metros cuadrados. Esta semana ha comenzado la recolección de la primera cosecha. Se estima que la producción será de entre 4.000 y 5.000 kilos de semillas por hectárea, con lo que en la finca lalinense podrían recogerse este año en torno a 2.700 kilos de soja. La cosecha de la planta, que crece unos 50 o 60 centímetros ya ha comenzado. Una vez segada, se retiran las vainas y se ponen a secar para posteriormente extraer el grano.

Investigadores de la Escola Politécnica Superior de Enxeñería (EPSE) del campus de Lugo de la USC visitaron este miércoles la plantación lalinense de soja para recopilar datos sobre el cultivo, como la humedad o la actividad estomática de las hojas. Estos datos se utilizarán para conocer las necesidades del cultivo en Galicia en las distintas fases de crecimiento de la planta.

En una primera parte del estudio se analizarán las necesidades de cultivo de la planta y sus propiedades. 

Cata a ciegas

En la siguiente, el grano se utilizará para la elaboración de tofu ecológico y se estudiarán las características organolépticas del producto resultante. En una cata a ciegas se comparará el tofu elaborado con semillas procedentes de China con el fabricado con las autóctonas. «O que se pretende é ver se a soia producida aquí lle aporta algún elemento diferenciador. Se aporta algo máis podería ser interesante a produción de soia en Galicia, como unha alternativa para o campo. Se non aporta nada máis non interesaría porque economicamente non se da competido con China, que produce millóns de toneladas», explica Carlos Brea, de Kalinka Lagazós. «De este estudo sacaranse os datos técnicos e económicos para ver se compensa a produción de soia para abastecer ás empresas galegas que fan tofu», comenta.

Al margen del cultivo experimental de soja, Kalinka Lagazós cuenta con 2.500 metros cuadrados de cultivo ecológico de cebada cervecera y 2.000 metros cuadrados de lúpulo cervecero. Con esta materia prima elabora su marca de cerveza Toupiña, que lanza al mercado unos 12.000 litros de producto al año que se comercializan en Galicia.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
1 votos
Comentarios

Soja de Lalín para un tofu 100% gallego