Mel de Galicia, nuevos apicultores pero una cosecha más escasa


redacción / la voz

Mel de Galicia puede presumir de ser la Indicación Xeográfica Protexida (IXP) que más inscritos, más colmenas y más miel certifica tanto en España como el resto de Europa. Pero es que, además, la confianza que los apicultores gallegos depositan en esta certificación de calidad no deja de crecer. Según explican en el consello regulador, en lo que llevamos de año, ya se ha registrado un notable ascenso en el número de apicultores y de empresas envasadoras que han decidido apostar por este marchamo de calidad. Hasta una decena de productores, y otros tantos envasadores, han logrado incorporarse a esta IXP, o están en trámites de hacerlo. La mala noticia es que la cosecha de este año no será tan abundante como la del pasado ejercicio debido a las condiciones meteorológicas.

«Os números avalan o progreso e a confianza existente no principal organismo encargado de controlar, amparar e certificar o Mel de Galicia», explican desde el consello regulador. Actualmente, cerca de 300 apicultores y alrededor de 50.000 colmenas están amparadas por esta marca de calidad, lo que deja claro que la IXP es «un potente activo para o desenvolvemento do medio rural». Las nuevas incorporaciones son, «un síntoma da fe dos apicultores na certificación e na contraetiqueta Mel de Galicia, coma unha importante posta en valor do produto». Dos nuevas instalaciones ya han logrado el certificado de producto y otras siete están pendientes de incorporarlo en este nueva cosecha. Además, una decena de apicultores ha tramitado también su alta.

La producción de este año

El sector ha iniciado ya la campaña de recogida de miel de este año, que ha confirmado los pronósticos iniciales: las condiciones meteorológicas desfavorables propiciaron un descenso en la producción con respecto al año anterior. Así, se espera que la cosecha de este año no sea tan abundante como la del ejercicio anterior, cuando se certificaron 659 toneladas, de las cuales 352 se comercializaron con la contraetiqueta Mel de Galicia. El descenso en la producción lo achacan a una climatología que pasó factura a los apicultores, debido a que las abundantes lluvias registradas en primavera, principalmente en las zonas de costa, poco ayudaron a la floración. Tampoco acompañó el tiempo en verano, con un calor extremadamente seco y fuertes vientos que terminaron por resecar toda la floración. Pero no será hasta finales de año, cuando se tengan todas las declaraciones de producción entregadas por los apicultores, que se podrá cuantificar este descenso. A pesar de esto, en el consello regulador quieren dejar claro que esta caída en la cantidad no afecta en absoluto a los estrictos estándares de calidad de Mel de Galicia, «que continúan manténdose intactos», aseguran.

Desde la indicación geográfica consideran que este descenso en la producción se dejará sentir, sobre todo, en la venta de productos elaborados que emplean esta miel certificada como un ingrediente que les aporta valor. También, que puede afectar a la comercialización a granel. Pero confían en que se mantendrá la cantidad de miel que se venderá con contraetiqueta.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Mel de Galicia, nuevos apicultores pero una cosecha más escasa