A Estrada prevé una caída del 30 % en la cosecha de manzana de este año

El tiempo cambiante en primavera y la sequía de julio arruinaron el fruto


a estrada / la voz

El 2020 no será un buen año para la cosecha de manzana. Los frutales tienen esta vez la vecería -la alternancia de fuertes cosechas con otras escasas o nulas- en su contra. A mayores, la meteorología tampoco ha ayudado en absoluto. Lo explica Miguel Soto, el técnico de la cooperativa Ullama, que integra a una treintena de productores de A Estrada que suman 100 hectáreas de cultivo. «A primavera veu moi mala, con cambios de temperatura que fixeron que a flor non callara ben. Despois, en xullo botou todo o mes sen chover. Coa seca a froita non medra. As árbores tiraron coa froita», comenta.

El sector prevé una caída del 30 % en la cosecha de este año. «A previsión inicial é colleitar unhas trescentas toneladas na cooperativa e cincocentas en total en todo o concello, sumando os produtores independentes», calcula Soto.

Además de las cien hectáreas gestionadas por la cooperativa, en el municipio existen otras treinta hectáreas aproximadamente trabajadas por propietarios particulares.

En la cooperativa, toda la producción es ecológica. Algunas fincas ya cuentan con la certificación y otras están inscritas en el Consello Regulador da Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega) pero todavía están en período de transición. La cosecha casi al completo se vende a la firma Custom Drinks, que elabora en Chantada la marca de sidra gallega Maeloc.

Un pequeño porcentaje de la cosecha se vende también a sidrerías asturianas y otro se utiliza para la elaboración de las marcas estradenses de sidra que se están haciendo hueco en el mercado, como Ribela, Peroja, López Pampín, Camino, Sidra de Vea o Torres de Moreda.

Según los cálculos de los productores, a partir del 21 de septiembre comenzará la cosecha de la manzana, para la que se contratará a una docena y media de trabajadores de la comarca y su entorno.

Cosechando con mascarilla

Este año, la crisis sanitaria manda, por lo que será obligado trabajar con mascarilla y de forma individual. «O protocolo non permite traballar en corro, cada un terá que ir co seu capacho e coa súa auga e supoño que haberá que facerlle a proba do covid-19 a todos os traballadores antes de empezar, como está pasando no viñedo. Esperemos non ter que asumir nós o custes», dice Miguel Soto.

Sin Feira da Sidra y en busca de una jornada alternativa

La crisis sanitaria echó por tierra la Feira da Sidra de este año, que iba a celebrarse en junio. Los organizadores decidieron posponerla hasta septiembre en busca de un mejor panorama. Sin embargo, las restricciones a la movilidad internacional -algunas sidrerías vienen del extranjero- y los rebrotes hicieron desechar la idea. Ahora se estudiará la posibilidad de organizar una jornada técnica alternativa antes de final de año.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

A Estrada prevé una caída del 30 % en la cosecha de manzana de este año