Valdeorras abre una vendimia marcada por un cambio en el modo de trabajar

Godeval subcontrata la recogida a una empresa como medida preventiva


o barco

Todo viene adelantado en el campo este año, y también la uva, así que este lunes arrancó la vendimia en Galicia de la mano de la Denominación de Orixe Valdeorras. Godeval y Valdesil iniciaron unos trabajos marcados por el hecho de ser la primera vendimia realizada en plena pandemia. Y no es un tema baladí. El coronavirus ha obligado a cambiarlo todo el modo de operar. Ya no hay vendimiadores trabajando a la vez por las dos caras de una hilera de viñedo, y la mascarilla se ha convertido en parte del uniforme de trabajo. «Provoca un cierto estrés, porque tenemos que estar trabajando con mucho cuidado y tiento para prevenir contagios y que tu actividad económica pueda frenarse», explicaba Araceli Fernández, gerente de Godeval, que comenzó la recogida en la finca de Pancho, en las inmediaciones de la bodega en Xagoaza (O Barco).

Ante esta vendimia especial, desde Godeval han optado este año por subcontratar a una empresa especializada la recogida de uva. No contratarán temporeros directamente, como es habitual en la bodega y en toda Galicia. «Elegimos esta fórmula para poder separar al grupo en caso de que haya un contagio, y poder seguir trabajando», explicaba Fernández. Los vendimiadores fueron sometidos a una PCR antes de comenzar a trabajar para garantizar que no estaban contagiados. Además, ayer por la tarde fueron sometidos de nuevo a un test rápido, dentro del rastreo anunciado por la Xunta entre este personal. Aunque reconoce que la medida del Gobierno autonómico está bien, Fernández cree que llega tarde. «Está bien que hagan pruebas a los trabajadores, pero mejor hubiese sido si las hubiesen hecho antes de tener que hacerlas nosotros», apunta Fernández. Porque aunque el presidente, Alberto Núñez Feijoo, anunció el pasado miércoles que el cribado empezaría el jueves, en Valdeorras no se hicieron las primeras pruebas hasta ayer, con la vendimia ya iniciada.

Godeval cuenta con una cuadrilla de 18 trabajadores, que se encargarán de vendimiar los 150.000 kilos que esperan recoger en las 24 hectáreas de viñedo que tienen. Después seguirán trabajando en las viñas de los viticultores a los que compran uva. «Tenemos una uva muy sana. Hubo mucha sequía y eso provocó un importante estrés hídrico, que afecta, pero a cambio está muy sana», explicaba Fernández. Vinieron muy bien las lluvias de la semana pasada, pero obligaron a retrasaron los trabajos, que estaba previsto que comenzasen el pasado jueves.

El resto de Galicia estará recogiendo uva en unos días

Valdeorras es por tradición la más madrugadora vendimiando, pero este año el resto de denominaciones de origen gallegas no le irán mucho a la zaga. Hacia finales de semana esperan que comience la vendimia en O Ribeiro, según los datos del presidente del organismo vitícola, Juan Manuel Casares. El pasado fin de semana un colleiteiro ya metió algunas uvas en bodega, pero todavía algo muy puntual. «A colleita preséntase boa, aínda que hai que ver as consecuencias do confinamento e o mildeu», avanzaba Casares. Eso sí, ahondaba en que «parece boa en calidade e cantidade». Descartaba dar cifras.

También hablan de la buena calidad de la uva desde la D.O. Monterrei. Su presidenta, Lara da Silva, avanzaba que las lluvias de los últimos días vinieron muy bien para paliar el estrés hídrico que venían sufriendo las cepas, «y aunque fueron más días de los esperados y retrasó un poquito, el agua vino muy bien», apuntaba. Eso sí, los trabajos de recogida se demorarán sobre lo previsto, y no se espera que comiencen hasta la próxima semana. Abrirán godello y dona branca en las variedades blancas, mientras que la mencía es, de las tintas, la más adelantada en maduración, junto a la bastardo. «El estado fitosanitario es excelente, según recoge el informe de los técnicos que encargó el pleno del consejo regulador», avanzaba Da Silva. La previsión es que las cifras totales ronden los datos del año pasado.

Hacia finales de esta semana o principios de septiembre se baraja también como fecha para iniciar la vendimia en Ribeira Sacra, con la tradición de que normalmente los trabajos comienzan antes por la zona lucense.

En el caso de Rías Baixas, la previsión es que sea a lo largo de la primera quincena de septiembre cuando comiencen las labores de recogida. En este caso la estimación es que la campaña se cerrará con 37,5 millones de kilos recogidos.

En todas ellas, la Xunta hará pruebas PCR a los temporeros durante las próximas semanas.

Consejos reguladores reciben la orden de la Xunta de que las bodegas den datos de temporeros para hacer test antes de vendimiar

Rubén novoa

Valdeorras será la primera en comenzar la recolección que este año estará marcada en las bodegas por medidas como la toma de temperatura y una persona por fila

Los consejos reguladores de las denominaciones de origen gallegas han recibido en las últimas horas una comunicación de la Xunta de Galicia en la que se les pide que insten a las bodegas a facilitar datos de los trabajadores temporales que contratarán para llevar a cabo la vendimia. Los primeros en ponerse en marcha, de acuerdo con el calendario que manejan en las diferentes denominaciones, serán los viticultores de Valdeorras. El presidente del Consello Regulador, José Luis García Pando, explicó que la solicitud fue trasladada a las diferentes bodegas y que ya se habían remitido los primeros listados para que se les realice el cribado, mediante pruebas de test rápido. Estas se harán en los hospitales de referencia de las áreas sanitarias en las que se encuentre cada bodega. «Teremos anotadas xa unhas sesenta persoas de fóra. A previsión é que ao longo da próxima semana vaia chegando máis xente para sumarse ás cuadrillas de xente da zona da que tamén se lle pasarán os datos», explicó García Pando.

Seguir leyendo

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

Valdeorras abre una vendimia marcada por un cambio en el modo de trabajar