La élite de Ribeira Sacra coquetea otra vez con los cien puntos Parker

Cinco vinos, cuatro de Adega Guimaro, son calificados como excepcionales en la cata más reciente de Luis Gutiérrez

Pedro Rodríguez y el enólogo de Guímaro, Luis Buitrón, en la viña de Pombeiras
Pedro Rodríguez y el enólogo de Guímaro, Luis Buitrón, en la viña de Pombeiras

monforte / la voz

Pocas zonas distan tanto del concepto de «vinos Parker». Ribeira Sacra no es el mejor terreno vitícola para cultivar la opulencia sensorial con la que tantas bodegas buscaron seducir al influyente crítico estadounidense. Pero la autoproclamada viticultura heroica está en deuda con The Wine Advocate, una publicación que aunque ya no pertenece a Robert Parker sigue asociada al nombre de su fundador. Jay Miller, entonces responsable de catas de vinos españoles en este boletín, situó a Ribeira Sacra en la órbita internacional en el 2008 al conceder 98 puntos sobre cien a un tinto elaborado en Adega Guímaro. Doce años después, ahora con Luis Gutiérrez de catador, dos marcas procedentes de esa bodega coquetean de nuevo con lo que sería el vino ideal.

Miller dio en su momento 98 puntos a la añada del 2005 de El Pecado, fruto de la colaboración del prestigioso enólogo leonés Raúl Pérez con Adega Guímaro. El tándem aún se mantiene. La Penitencia y Pombeiras, a los que Luis Gutiérrez concede 98 puntos tras catar la cosecha del 2018, son en realidad el mismo vino. Una parte la comercializa Pedro Rodríguez con la etiqueta de Pombeiras y el sello de Ribeira Sacra. El resto sale al mercado sin denominación de origen y con el marchamo de Raúl Pérez Bodegas y Viñedos. La uva en ambos casos es de la viña de Pombeiras, en la ribera de Doade.

Otro tanto sucede con Capeliños (Guímaro) y El Pecado (Raúl Pérez). Las añadas del 2018 de estos vinos elaborados en Adega Guímaro -de la viña de Capeliños, también en Doade- obtienen 97 puntos en el repaso más reciente a Ribeira Sacra que firma Luis Gutiérrez . «Después de estos dos meses, una alegría así no está mal», dice el bodeguero, Pedro Rodríguez. Atiende la llamada horas después de la publicación del reportaje, eufórico por un espaldarazo que hace más llevadero el difícil momento que atraviesa el sector. «Estas puntuaciones tienen mucha repercusión. Llegan después de muchos años en los que siempre pudimos estar ahí arriba».

El plural no es casual. Pedro Rodríguez hace copartícipes a sus padres -fundadores de la bodega-, a la gente que tiene a cargo de las viñas y al enólogo Luis Buitrón, con el que trabaja desde los primeros pasos de la denominación de origen hace ahora treinta años. El papel de Raúl Pérez es otra historia en la que Luis Gutiérrez -que da más valor a letra pequeña de sus crónicas que a la aritmética de los puntos- repara en el artículo disponible desde el jueves en la web del boletín digital.

«En el caso de Ribeira Sacra, creo que podemos decir que es el padre moderno de la denominación, la persona que reinventó los vinos una vez que vio el potencial de la región después de llegar allí», afirma Gutiérrez en referencia al enólogo leonés. Raúl Pérez aterrizó en Algueira casi por casualidad, y más tarde comenzó a colaborar también con Pedro Rodríguez en Adega Guímaro. Inauguró una línea de vinos «con roble pero sin ser roble» que siguen en la actualidad bodegas como Envínate, Sílice o Fedellos do Couto, que también destacan por sus altas valoraciones. Lousas Parcela Seoane 2018, de Envínate, es el quinto vino mejor valorado. Obtiene los 96 puntos que en esta publicación son la llave para la calificación de vinos «excepcionales».

En estos nombres está el relevo de una vanguardia que encarnaron y en la que siguen Algueira, Guímaro y Dominio de Bibei. Gutiérrez se refiere en su artículo a la colección de añadas antiguas que ha ido reuniendo Algueira y que ahora empieza a sacar a la venta. Algo inusual en una zonas donde la transición de los graneles al vino joven y sin pretensiones es muy reciente. El merenzao de Algueira -escribe el crítico - «es uno de los puntos de referencia para esta uva en España, y el 2013 podría ser una de sus mejores cosechas».

El mejor terruño sirve de poco «si no hay alguien que entienda ese potencial y lo transfiera a la botella». Ribeira Sacra «necesita personas que entiendan, tengan visión y se esfuercen por mejorar y elaborar vinos que muestren los lugares». Toda la savia nueva que discurra por esa línea es poca, y Gutiérrez se felicita por encontrar nuevos nombres: Saíñas -ahora bajo la batuta de Pablo Soldavini, ex enólogo de Fedellos do Couto-, Corga, Rectoral de Gundivós... Y, muy especialmente, Xabi Seoane y su proyecto de Fazenda Prádio en A Peroxa. 

En la hoja de ruta del autor estaba publicar desde este año reseñas más cortas de las denominaciones de origen gallegas que apareciesen publicadas sin tanta demora. En Ribeira Sacra, según reconoce, se le fue la mano. No es fácil desvelar a un público internacional los entresijos de este territorio: suelos, altitudes, orientaciones, variedades, factor humano. Tampoco lo es, advierte, explicar cómo el 60% de los vinos mejor puntuados se comercializan sin el sello de la denominación de origen.

Los destacados

Raúl Pérez-La Penitencia 2018 (98 puntos)

Guímaro Pombeiras 2018 (98)

Raúl Pérez-El Pecado 2018 (97)

Guímaro-Capeliños 2018 (97)

Envínate-Lousa Parcela Seoane 2018 (96)

Fedellos do Couto-Bastarda 2018 (95)

Envínate-Lousas Parcela Rosende 2018 (95)

Guímaro-A Ponte 2018 (95)

Guímaro-Meixemán 2018 (95)

Sílice-Finca Lobeiras 2017 (95)

Dominio do Bibei 2016 (95)

Dominio do Bibei-Lacima 2016 (95)

Envínate-Lousas 2018 (94)

*Algueira-Cortezada 2019 (94)

Envínate- Lousas Cuvée Vitícole 2018 (94)

Fazenda Prádio-Pacio 2018 (94)

Fedellos do Couto-Lomba dos Ares 2018 (94)

Guímaro-Camiño Real 2108 (94)

*Guímaro-Cepas Viejas 2018 (94)

*Daterra Viticultores-Erea da Vila 2017 (94)

Daterra Viticultores-Azos Val de Rodrigo 2017 (94)

Sílice-Finca Romeu 2017 (94)

Sílice-Finca Rosende 2017 (94)

Algueira-Risco 2016 (94)

Castro Candaz-El Curvado 2108 (93)

*Fedellos do Couto-Conasbrancas 2018 (93)

Fedellos do Couto- Cortezada 2018 (93)

Algueira-Brancellao 2013 (93)

Castro Candaz-A Boca do Demo 2018 (93)

Fazenda Prádio-Mrz 2018 (93)

*Guímaro 2018 (93)

Nanclares y Prieto-Miñato Raña 2018 (93)

Ronsel do Sil-Al Pie del Cañón 2018 (93)

Saíñas-O Boliño 2018 (93)

Daterra Viticultores-Azos do Pobo 2017 (93)

*Dominio do Bibei Lapola 2017 (93)

Eulogio Pomares-Xabre 2017 (93)

Dominio do Bibei Lalama 2016 (93)

*Dominiio de Bibei Lapena 2014 (93)

*Algueira Cortezada 2012 (93)

Algueira Pizarra 2012 (93)

*Algueira MBV 2019 (93)

[*Vinos blancos]

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
10 votos
Comentarios

La élite de Ribeira Sacra coquetea otra vez con los cien puntos Parker