Los agricultores gallegos tiran de wasap para dar el salto a la Red

El principal escollo es la logística, porque el coste del envío supera, a veces, el del producto: por eso, si no es lejos, lo reparten ellos mismos

Manuel y Lucía, de Rebulidoiro Granxa Eco, muestran los productos ecológicos de su huerta que mandan a toda España. En Santiago y comarca los reparten ellos.
Manuel y Lucía, de Rebulidoiro Granxa Eco, muestran los productos ecológicos de su huerta que mandan a toda España. En Santiago y comarca los reparten ellos.

redacción

Lucía Goméz y Manuel Rei son jóvenes, emprendedores. Han decidido echar raíces en A Estrada, donde trabajan una explotación de cultivos de huerta ecológica. Hace siete años obtuvieron el certificado del Consello Regulador de Agricultura Ecolóxica (Craega), pero hace dos dieron un paso más lanzando el proyecto Rebulidoiro Granxa Eco. Hacía tiempo que por su cabeza, explica Lucía, rondaba la idea de abrir una página web propia para que los consumidores pudieran ver y elegir ahí sus productos. Prefirieron ir poco a poco. Empezaron con una página en Facebook que completan con el envío a una lista de wasap, donde han agrupado a sus clientes, la oferta de productos de la semana. La crisis del coronavirus los pilló en ese punto, con el proyecto a medio camino. Pero son muchos los encargos que reciben: «A maioría dos pedidos fanos por correo electrónico ou wasap. Non só temos mandado dentro de Galicia, senón tamén a outras partes de España», explica Lucía.

Los pedidos que van cerca (en el entorno de A Estrada y Santiago) los reparten ellos mismos. Para los que van más lejos buscan con un comparador la empresa de transporte que les sale más rentable. Porque la logística es, sin lugar a dudas, uno de los grandes hándicaps de los pequeños agricultores que, como ellos, quieren dar el salto al e-commerce como vía para vender directamente sus productos al consumidor. «Ao mellor a unha cesta de verduras que custa entre cinco ou seis euros teslle que sumar entre oito e dez euros para que a poida mandar, por exemplo, da Estrada á Coruña cunha empresa de transporte urxente», explica. Con todo, Lucía y Manuel, que también llevan sus productos al mercado local de Teo, creen que el comercio electrónico «é unha boa oportunidade» para agricultores como ellos.

De hecho, no son los únicos que han empezado a cosechar ese campo. «Esta crise e o peche dos mercados locais [en Galicia pueden reabrir desde este lunes] desataron novos métodos de comercialización. Víñase dun ritmo moi baixo de comercio electrónico neste sector, e agora subiu moito», explica Higinio Mougán desde la Asociación Galega de Cooperativas Agroalimentarias (Agaca). Y aunque algunos lo hicieron únicamente para salvar el bache, echando mano sobre todo de redes sociales o listas de wasap, otros han visto en esto una oportunidad por explorar. Cómo llegar para quedarse es otro asunto que han de estudiar con más detenimiento, analizando las plataformas en las que mostrar su producción o haciendo cálculos para ver la conveniencia, o no, de abrir una web propia.

Porque el principal problema que observan expertos en e-commerce como Ronan Bardet es que a muchos agricultores les puede pasar, lo mismo que ocurre con el pequeño comercio, que no tengan capacidad para atraer tráfico a sus webs. De ahí que su recomendación sea buscar las plataformas más adecuadas para cubrir ese hueco. Hay varias, desde Correos Market hasta Comercio Galicia o Kibus. Solo es cuestión de ver qué es lo más adecuado a cada caso.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
3 votos
Comentarios

Los agricultores gallegos tiran de wasap para dar el salto a la Red