Las bodegas salvan el 50 % de sus ventas con el bum «online» y los supermercados

Los viticultores de las subzonas de O Rosal y O Condado mantienen las exportaciones


o rosal / La voz

El vino es un producto estrella que mantiene su consumo, o incluso lo incrementa, en tiempos de coronavirus. Las ventas de las bodegas cayeron en picado con el cierre de la restauración y de la hostelería, pero las de Rías Baixas salvarán como mínimo la mitad de la campaña gracias a las exportaciones y al incremento de las ventas en supermercados, alimentación y en las plataformas online. Con pubs, bares y restaurantes cerrados, podría parecer que el consumo de alcohol ha decaído pero las ventas mantienen una tendencia alcista en el mercado de proximidad. «Terras Gauda es una marca refugio, tiene muy buen posicionamiento y un valor percibido», destaca el director general de la bodega rosaleira, Enrique Costas explicando la fidelidad de su clientela.

Los principales productores de las subzonas de O Rosal y O Condado mantienen los niveles de exportación habituales, que oscilan entre un 20 y un 30 % de su producción. El cerrojazo les deja en bodega entre el 45 y 50 % destinado a hostelería y restauración, pero la venta en los canales de alimentación e Internet sube cada semana de confinamiento. «El crecimiento que estamos experimentando en estos momentos en la alimentación es de un 12 %. Los primeros días apenas se movía nada y las compras eran productos búnker (no perecederos), pero ahora son más relajadas y de productos frescos y disfrute», indica Iván Gómez Veiga, director general de Altos de Torona.

«Las ventas a nuestros principales clientes, que son los de la restauración y suponían el 50 % del total, bajaron a cero. Desde el cerrojazo mantenemos las exportaciones con un 30 %, si bien con la incertidumbre de saber cómo van a evolucionar los mercados y el despegue principal de la bodega es el de las ventas online, en lineales, incluso aumentando en los supermercados», señala Ángel Suárez, director técnico de Lagar de Fornelos. El experto se muestra optimista de cara a la recuperación comercial paralela a la de la restauración, en verano. También respecto al estado de los viñedos, «ya que estamos reforzando la protección ante estos episodios de lluvias para evitar cualquier daño», afirma mientras inspecciona las vides con guantes y mascarillas.

Marqués de Vizhoja consigue mantener hasta la plantilla de esta bodega del Condado del Tea con medio siglo de vida. Javier Peláez, propietario de la empresa que fundó su padre Mariano, lo confirma. «Mantenemos nuestra plantilla de 28 personas, incluso a los tres delegados comerciales, con el mismo sueldo y antigüedad, pero haciendo todos labores en el campo durante este confinamiento», indica el enólogo, que heredó de su padre su buen hacer. «Él me enseñó que hay que tener un bote siempre, todos los años y así nuestra tesorería, a día de hoy, está bien», desvela Peláez, que vino al mundo el mismo año que su padre fundó la empresa en la finca La Moreira. Las ventas del vino más afamado de la familia, que es Marqués de Vizhoja, «siguen creciendo en la hostelería y en la alimentación». Mantienen su exportación en el 20 %, pero tanto Torre La Moreira como Señor da Folla Verde, destinados a la hostelería, han de esperar por la reactivación del sector.

Para Terras Gauda, que comercializa 1,6 millones de botellas al año, la mayor contención se da también en la hostelería, que calculan en un 43 % mientras que las exportaciones están en el 35 % y subiendo al igual que en los portales online, indica Enrique Costas. Altos de Torona comparte la tendencia y destaca el potencial de la venta telefónica: «Los clientes agradecen una voz al otro lado del teléfono y aseoramiento», apunta Iván Gómez Veiga.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
4 votos
Comentarios

Las bodegas salvan el 50 % de sus ventas con el bum «online» y los supermercados