Un código QR para desvelar lo que bebemos en un chupito

La firma Licores Pousa de Lalín aporta en sus botellas información nutricional con este sistema al consumidor


lalín / la voz

Los códigos QR se convirtieron en una herramienta muy útil para acceder a información de interés en múltiples ámbitos de la vida. En el mundo de la alimentación posibilita conocer desde ingredientes a valores nutricionales. Para el sector de las bebidas espirituosas será una cuestión de obligado cumplimiento a partir del 2022 y la firma Licores Pousa de Lalín decidió anticiparse a esos plazos. Desde el pasado diciembre sus botellas integran esta tecnología, impresa en la contraetiqueta, donde conocer datos útiles para el consumidor.

El acceso a través del escaneado de los códigos con un teléfono móvil posibilita además mejorar la trazabilidad del producto, según apuntaba ayer José Antonio Pousa, fundador de esta empresa lalinense. Una apuesta por la transparencia en cuestiones nutricionales, pero que también contribuye a evitar la comercialización de licores falsificados.

Pousa comenzó a serigrafiar los códigos QR en sus botellas de licor café, de hierbas y crema de licor. «Los consumidores son cada vez más exigentes, quieren conocer el proceso de elaboración  de los licores, si se han utilizado edulcorantes artificiales, cuántas calorías contiene y los datos sobre sostenibilidad o emisiones de carbono. Como no hay espacio para incluir toda esta información en una botella, el código QR resulta especialmente útil», apunta el empresario lalinense.

«La información concreta que se puede ver mediante el código QR de nuestras botellas son los ingredientes, la graduación alcohólica, las características organolépticas (análisis visual, olfativo y gustativo), la información nutricional por litro y por chupito, y los alérgenos», significa José Antonio Pousa, resaltando que así «el consumidor puede tener una orientación clara de qué productos puede consumir y en qué cantidades, evitando riesgos innecesarios». Una innovación que sitúa a la marca de Lalín a la cabeza entre las empresas gallegas que activaron esta iniciativa para mejorar sus procesos productivos.

A corto plazo se prevé incorporar este código al resto de variedades de licor que elaboran, además de aportar más datos, como recomendaciones de servicio, elaboración de cócteles o recetas de postres donde se puedan emplear estas bebidas. Licores Pousa cumple su primer lustro de vida, siguiendo recetas tradicionales en la elaboración que ya empleaba la abuela del fundador, con ingredientes 100 % naturales.

Aguardientes y licores lucirán un código QR para evitar falsificaciones

M. Alfonso

El sector se enfrenta a cambios que harán más flexible el etiquetado de sus productos

Una serie de cambios legislativos afectarán durante los próximos meses al sector de las bebidas espirituosas, en el que se enmarcan los licores y aguardientes tradicionales de Galicia. Por eso el consello regulador que agrupa a este tipo de bebidas quiso organizar esta semana una jornada formativa con el fin de mantener al día a los elaboradores y productores. La directora técnica de la Federación Española de Bebidas Espirituosas (Febe), Elena Martín, fue la encargada de impartir la sesión, en la que explicó los cambios en el etiquetado y la nueva regulación fiscal que se implementará para evitar el fraude y las falsificaciones. Una de las novedades es que todas los precintos que llevan estas bebidas llevarán un código QR que permitirá comprobar la originalidad de la bebida y que esta no es una falsificación.

Seguir leyendo

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
1 votos
Comentarios

Un código QR para desvelar lo que bebemos en un chupito