«La polilla no sabe dónde empieza un concello y dónde acaba otro»

Agricultores de Ferrolterra y Ortegal se sienten agraviados y cuestionan la efectividad de levantar la prohibición en un municipio y no en los limítrofes


ORTIGUEIRA / LA VOZ

La alarma saltó en noviembre del 2015. La Consellería de Medio Rural adoptó medidas urgentes tras declarar como plaga la presencia de Tecia solanivora Povolny, o polilla guatemalteca, en los municipios de Ferrol, Narón y Neda. La Xunta prohibió la plantación de patatas, medida que el 4 de marzo de 2017, tras la aprobación del programa nacional de control y erradicación de este insecto por parte del Ministerio de Agricultura, se extendió a los concellos de Valdoviño, San Sadurniño, A Capela, Fene, Mugardos, Ares, Cabanas, Ortigueira, Mañón, As Pontes y Cariño, en la provincia de A Coruña; y a los lucenses de O Vicedo, Viveiro, Xove, Cervo, Burela, Foz, Barreiros, Ribadeo, Trabada, Lourenzá, Mondoñedo, Alfoz, O Valadouro, Ourol, Abadín, A Pastoriza, Riotorto y A Pontenova. En marzo del 2018 se amplió a Muxía. Hace unos días también lo hizo a tres parroquias de Carballo y A Laracha tras detectarse insectos en las trampas. 

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

«La polilla no sabe dónde empieza un concello y dónde acaba otro»