El puerto mueve cada año más de 80.000 camiones con 2,4 millones de toneladas de cereales

Con el fin del carbón, solo el transporte de crudo supera al de grano para piensos

Los laboratorios de Agafac en el puerto analizan cada día muestras de cereales importados
Los laboratorios de Agafac en el puerto analizan cada día muestras de cereales importados

A Coruña / la voz

Aunque resulta prácticamente imposible encontrar una espiga de trigo o una mazorca de maíz creciendo en A Coruña, la ciudad es una de las que más cantidades de esos cereales acumula en España. En sus puertos -interior y exterior- se mueven cerca de 2,4 millones de toneladas al año -casi diez por habitante de media-, un hecho poco conocido en unos muelles más vinculados al carbón y al petróleo.

En el puerto se descargaba mucho carbón, cerca 1,4 millones de toneladas cada año con destino a Meirama, pero también se descargaba una cantidad similar solo de maíz. Solamente el crudo y sus derivados, para Repsol, están por delante, con 9,3 millones de toneladas el año pasado.

El petróleo llega para la refinería y el carbón iba a Meirama pero, ¿a dónde van los cereales? Se dedican a la fabricación de piensos y con ellos se alimenta a la mayor parte de la cabaña ganadera que se cría en Galicia. La carne, la leche y los lácteos que se producen en la comunidad deben mucho al puerto coruñés.

Todos esos tráficos, explica Bruno Beade, director de la Asociación Gallega de Fabricantes de Alimentos Compuestos (Agafac) y gerente de Galis, se distribuyen desde los dos puertos coruñeses, donde también se almacenan, hasta las fábricas que producen los piensos, unas 40 situadas en las provincias de A Coruña y Lugo, principalmente.

El maíz es, por cantidad, el principal cereal que se mueve en el puerto, pero no el único. Cebada y trigo completan las mercancías agropecuarias en unos muelles a los que también llegan harinas de colza y soja (más de 600.000 toneladas al año), componentes de los piensos estos últimos, indica Beade, a los que aportan las proteínas necesarias en la dieta del ganado. Antes se empleaban también harinas cárnicas, pero están prohibidas en la Unión Europea desde la crisis de las vacas locas, hace casi 20 años.

Todo ese cereal genera un movimiento económico muy importante en la ciudad. El producto se almacena en el puerto -las naves en Langosteira para ello no paran de aumentar- y se sirve a demanda de las fábricas, transportándolo en camiones. En total, salen de A Coruña unos 80.000 camiones al año con esa mercancía. También existe una cantidad, poco relevante en relación al total, que se mueve por ferrocarril, principalmente para las fábricas de Coren.

Los cereales que llegan a Galicia proceden, en su mayor parte, de Brasil, Estados Unidos y Argentina, y menor medida de Europa del Este (Ucrania y Rumanía, entre otros). Solo el 20 % del cereal que se consume en España es español, y a los fabricantes de piensos les resulta más económico importarlo desde Argentina en barco que comprarlo en Castilla.

La mitad de todos los tráficos de cereal ya se mueven en Langosteira, donde la futura construcción de la conexión ferroviaria -de la que hoy nada se sabe- contribuiría a incrementar los volúmenes de mercancías. 

 

El puerto exterior de A Coruña ya es el granero de Galicia

E. E.

El puerto coruñés concentra el 70 % del mercado gallego y lidera la cornisa cántabro-atlántica con más de 2 millones de toneladas anuales El cereal que entra por Langosteira alimenta a la mayor parte de la ganadería gallega

El puerto exterior de A Coruña se ha consolidado como el gran centro logístico de movimiento de cereales en Galicia. Las cifras hablan y, gracias al traslado e implantación de los principales operadores de este sector en Punta Langosteira, mejorando así sus procesos y concentrando su capacidad de almacenamiento, el puerto de A Coruña es ya el primero de la cornisa cántabro-atlántica en importación de graneles agroalimentarios.

Por el que ya constituye «el gran granero de Galicia» se mueven cada año una media de dos millones de toneladas de cereales, lo que supone el 70 % del mercado en la comunidad, y el 40 % del total de tráficos en toda la cornisa norte, superado a puertos como Marín, Bilbao o Pasajes.

Seguir leyendo

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
2 votos
Comentarios

El puerto mueve cada año más de 80.000 camiones con 2,4 millones de toneladas de cereales