Del vareo a la almazara: 24 horas clave para lograr un gran aceite gallego

Aceites Abril eleva en un 50 % su cosecha de aceituna gallega, que se acerca este año a los 35.000 kilos


ourense / la voz

Los olivos tienen cada vez más presencia en Galicia. Y en muchas fincas y explotaciones andan estos días en pleno proceso de vareo, toda vez que la cosecha ya empieza a estar lista para su recolección. Se trata de un momento fundamental para lograr un resultado final óptimo. Y es que desde que se recoge el fruto de los olivos, mediante la técnica del vareo, hasta su elaboración en la almazara no pueden pasar más de 24 horas. «O ideal é que esté feito en 24 horas desde que se recolle. É dicir, si a aceituna a collemos un mércores, o xoves pola mañá debería estar feita no muíño. Por iso estamos a traballar incluso de noite», señala Rubén Gutiérrez García-Tembleque, responsable del departamento de Agro de Aceites Abril. 

Es el momento culminante a meses y meses de trabajo en la finca con los olivos. En el caso de la compañía ourensana la producción de este año se aproxima a los 35.000 kilos y se estima que permitirá producir 4.500 litros del aceite Colleita Propia, que se elabora gracias al trabajo de setenta proveedores —la mitad de la provincia de Ourense y el resto en Lugo y Pontevedra— que controla Aceites Abril. De confirmarse estas cifras, supondría un incremento del 50 % con respecto a la cosecha del año anterior, pese a que el 2019 no ha sido un año especialmente positivo en lo meteorológico para este cultivo. «En mayo, cuando normalmente abren las flores del olivo algunas zonas de Galicia pasaron por momentos de humedades relativas que llegaron a ser superiores al 80 %, lo que impidió un buen cuaje de los frutos», señaló Rubén Gutiérrez. Los temporales del otoño también han colaborado a la merma de la producción.

«Vai ser un aceite que vai ter bastantes notas verdes e cunha calidade enorme»

¿Cómo será el aceite elaborado 100 % en Galicia de esta cosecha? El responsable del departamento de Agro de Aceites Abril, indicó: «Aínda está por decantar, pero vai ser un aceite que vai ter bastantes notas verdes e cunha calidade enorme, porque as analíticas xa o marcan e intentaremos que todo o pobo galego o disfrute». En términos generales, el aceite gallego se caracteriza por la personalidad única que le aporta la recogida temprana de la aceituna. Presenta un color verde y un sabor afrutado, con toques de hierba recién cortada y plátano verde.

;
Vareo en una finca de Moreiras, en el municipio de Toén Es uno de los productores de aceite de oliva gallego de Aceites Abril

La oferta lanzada por Aceites Abril agotó ya en agosto las existencias de la campaña del año anterior. Estará disponible a la venta en grandes suprficies, además de la tienda en línea de la empresa y de Amazon.

Una vez que se recoge de los olivares el preciado producto es el momento de trabajar en la almazara. «No muiño, o que se fai é limpar a aceituna de follas e da pouca terra que poida levar da finca. Despois pasa por unha máquina de batido, onde o tempo tamén é importante porque marca a calidade do aceite e despois pasa por un proceso de decantado, dunha forma totalmente mecánica e xa podería consumirse. Para que aguante máis no tempo, nós facemos un tempo de filtrado», concluye Rubén Gutiérrez.

Recuperar el olivar gallego

Galicia suma ya unas 150 hectáreas de extensión, con más de 150.000 olivos dentro de la Asociación de Productores de Aceite y Aceitunas de Galicia. La producción se obtiene en las cuatro provincias gallegas y en el caso de Ourense se concentra en Valdeorras, Trives, Verín, Ribeiro, Baixa Limia y la comarca de Ourense.

El aceite gallego estrena sello de garantía

rubén nóvoa

La asociación de productores, que cuenta con nueva sede en A Arnoia, destaca la importancia de su primera certificación

Los productores gallegos de aceite y de aceituna van dando pequeños pasos para hacerse un hueco en un mercado que hasta hace poco era exclusivo de las explotaciones del sur de España. Para lograr su objetivo, en la jornada del sábado presentaron en un acto en A Arnoia un sello de garantía que acredita la producción autóctona de aceite y que supone un espaldarazo para el colectivo. Esta iniciativa, según destacan desde la asociación gallega de productores de aceite y aceituna de Galicia, es fruto de meses de trabajo y les permite contar con su primera certificación de carácter oficial que podrán utilizar en exclusiva los productores asociados. Según explica su presidente, el ourensano José García, este nuevo sello «marca un paso moi importante á hora de garantir que o aceite galego está feito exclusivamente a partir de oliveiras plantadas na nosa comunidade».

Seguir leyendo

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
1 votos
Comentarios

Del vareo a la almazara: 24 horas clave para lograr un gran aceite gallego