El pimiento de siempre pide paso

La variedad de Mougán tiene reconocimiento oficial, y las ventas van en aumento


LUGO / LA VOZ

Esta es la historia de cómo un producto de siempre se convierte en novedad y llega a nuevos mercados; José Luis López es a la vez testigo y protagonista. En la parroquia de Mougán (Guntín), siempre se cultivaron pimientos, y algunas mujeres iban a venderlos al mercado de Lugo. Hace unos anos, comenzaron los trámites para colocarlo en una nueva situación, y el producto entró en una nueva etapa.

El pimiento de Mougán dispone ya de una Indicación Xeográfica Protexida, que abarca el municipio de Guntín y de la que forman parte siete productores. «Por algo se empeza», dice López, que además preside el Consello Regulador de la IXP. Pero en los comienzos parece haber algo más que ese modesto balance: por un lado, la mercancía se vende en Lugo, como antaño, y también en otros lugares de Galicia, en Madrid y en Barcelona; por otro, las ventas habrían sido este año mayores si se dispusiera de más terreno, ya que la respuesta de los clientes es buena.

El pimiento tiene color verde intenso, textura carnosa y sabor más bien potente. López asegura que quien lo prueba se siente satisfecho. «Non vin a ninguén a quen non lle gustase», explica. La zona donde se cosecha dispone de tierras de buena calidad, e incluso, agrega López, hay terrenos de Mougán que tienen la ventaja de estar protegidos de los vientos. Buena parte de la producción se logra al aire libre, con un método en el que se no se le aplica a la planta ningún sulfato.

El ciclo de la cosecha suele empezar en febrero. En abril o mayo se planta, y a finales del verano empieza a salir la cosecha, que se prolonga durante el otoño. «Gústalle algo de calor», dice este productor de Mougán, que subraya que la planta es sensible al frío y a la lluvia.

Abono orgánico

Las fincas no pasan por ningún proceso de roturación. Tras la cosecha se aplica al terreno un poco de abono orgánico. Resulta fácil de conseguir, puesto que productores como José Luis López tienen también explotaciones ganaderas, con lo que la situación está resuelta.

Si la tendencia se mantiene, el futuro implicará, admite López, más producción. «Á xente cústalle entrar; os comezos son complicados», dice. De todos modos, reconoce que en conversaciones con responsables de otros órganos rectores percibe que también pasaron antes por esa situación. Su impresión, pues, es favorable. «O que se vai facendo faise ben», afirma, convencido de avanzar en la buena dirección.

Este pimiento vale tanto para acompañar guisos como para ampliar la gama de sabores de una tortilla. Desde hace años, además, forma parte de los productos que aparecen en el expositor de «E para comer Lugo», con el que la asociación de hosteleros (Apehl) promociona la provincia en la Vuelta a España.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

El pimiento de siempre pide paso