Galicia prevé una buena cosecha de manzanas

El mercado de la fruta para sidra crece en la comunidad y comienza a profesionalizarse. A un mes del inicio de la recogida, algunas cooperativas han empezado a tocar a temporeros del viñedo para que no les pille el toro y mecanizar algunas funciones como el vareo.

Recogida de manzana durante la campaña del año pasado en A Estrada
Recogida de manzana durante la campaña del año pasado en A Estrada

redacción

Polonia, Italia, Francia, Alemania, España. Esos cinco países, por ese orden, son los mayores productores de manzana de mesa de Europa. Pero la cosecha que se espera este año en cada uno de ellos es muy dispar. Mientras la producción de los Veintiuno, en conjunto, disminuirá este año en un 20 % al llegar a los 10,5 millones de toneladas, en Polonia, país atacado por el frío al igual que otros estados del este de Europa como Hungría, bajará en más de un 40 %, mientras que en España o Francia crecerá un 14 % y 12 %. Los datos facilitados por la Asociación Mundial de Manzana y Pera en la conferencia Pronosfuit celebrada en Bélgica y recogida por Cooperativas Agroalimentarias España muestran un año muy dispar debido a la influencia de una muy variable climatología. En ese heterogéneo pastel a Galicia le toca una de las partes buenas. Desde la Asociación de Fruticultores de Galicia (Afrugal) también esperan una mejor cosecha que el año pasado: «Toca ano de carga, entón vai ser un bo ano, pero non será tampouco dos mellores», apunta el responsable del colectivo, Francisco Otero. Y lo mismo dicen desde la cooperativa Ullama, en el concello de A Estrada.

Pero habrá que esperar a que a finales de septiembre, principios de octubre, comience la recogida de la manzana destinada a sidra, principal destino de la producción comercial de la comunidad. Porque Galicia es una potencia en manzanos, sobre todo cuando se cuentan por unidad porque no hay casa de aldea que no tenga uno, pero más allá de esos frutales que producen manzana de mesa para autoconsumo, el sector de la manzana para sidra está en crecimiento. Aunque todavía es pronto para comenzar a recoger la cosecha, parece que este año no habrá queja. De momento, aunque muchos productores comercializan su producción para Maeloc, todavía hay mucha manzana gallega que va a Asturias. De ahí que sean las variedades asturianas  _De la Riega, Regona y Raxao_ las más cultivadas, según Afrugal. Pero como el sector está en auge hay proyectos como el Maeloc para ver el potencial de las variedades gallegas. 

«Estamos tocando a xente da vendima para que ao terminar na viña, veñan traballar na mazá»

Porque la sidra busca recuperar su lugar en Galicia. Y parece que lo está logrando. Y de ese modo se está fomentando la incorporación a la actividad agraria de la mano de la producción de manzana. Tanto que este año, cuando todavía falta un mes para el comienzo de la campaña de recogida de manzanas, desde cooperativas como Ullama ya están buscando temporeros. «Como non hai estamos tocando a algúns que están na vendima e que poderían acabar nas viñas e vir para a mazá. O traballo no campo é duro. Hai xente que veu algún ano e durou medio día», apuntan desde la cooperativa. Además, apuestan por la mecanización de tareas complicadas como el vareo. «Non atopábamos xente que soupera varear porque hai que ter coidado de non estropear as ramas e mercamos unha máquina que fai vibrar a árbore para que caia a froita», cuentan. 

Uno de los primeros en volver a transformar en sidra esa fruta en Ribela, una parroquia del concello pontevedrés de A Estrada, fue Jesús Armenteros. Lo hizo sacando al mercado una marca de sidra ecológica, Ribela, que ahora hasta se bebe en Canadá y Estados Unidos. Jesús recuperó el lagar de sus suegros porque en Galicia, hace años, no había casa en la zona que no tuviera su lagar. Ahí es donde elabora un producto cada vez más apreciado y cuya demanda ha comenzado a profesionalizar la producción.

«Aún hay los que hacen la recogida de la fruta por libre, no cuando lo demanda el productor»

Aunque Jesús no tiene problemas de abastecimiento de manzanas porque es parte de Ullama, reconoce que en algunas zonas de Galicia aún quedan muchos pequeños productores que, como apunta, «hacen la recogida de la fruta por libre, no cuando la demanda el productor. La profesionalización es fundamental». 

Aunque según explican desde Ullama, en la zona de A Estrada el modo de producción ha cambiado mucho en los últimos años al pasar de usar los manzanos como lindes de fincas a plantar campos de cuatro o cinco hectáreas, Armenteros apunta que hay pequeños productores que aún hacen la recogida de la fruta por libre, no cuando la demanda el productor. Por ello, sugiere a los que tengan manzanos de variedades que no sean de mesa que se pongan en contacto con un productor para dejar guiar la recogida por su demanda. La razón es que no puede estar la fruta almacenada varios días cuando su destino es el lagar.

Jesús no tiene problema porque está en la cooperativa Ullama. La producción de los socios de este colectivo va destinada fundamentalmente a la factoría de Maeloc, en Chantada, pero también a lagares como el de este artesano o para alguno de los otros lagares con autorización ubicados en el concello como Peroja, Camino... «Hai outras dúas marcas en fase de autorización», apuntan desde Ullama. Esa es la prueba de una industria ancestral que está recuperándose. Poco a poco.    

     

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

Galicia prevé una buena cosecha de manzanas