La subida del salario mínimo eleva el coste de los peones en el sector agrícola

El incremento se nota en cultivos como el arándano, que precisan de mano de obra


redacción

Contratar a un peón agrícola es ahora más caro que hace un año. La subida del salario mínimo se está dejando sentir también en este sector, donde agricultores y ganaderos que recurren a operarios temporales para recoger sus producciones ven como los costes salariales se incrementan. El aumento se nota, especialmente, en sectores como el del arándano, que precisan de mucha mano de obra. «Precisamos dunha media de sete persoas por hectáreas para recoller a colleita. Os peóns teñen que cobrar o seu salario, pero nós temos que pagar moitísimo de Seguridade Social», se lamenta Javier Breixo, un productor de arándanos de Ourense, que considera que este aumento de los gastos les resta competitividad.

En Horticina, empresa que también se dedica a cultivar arándanos, calculan que, debido a la subida del salario mínimo, sus gastos de personal en temporeros se incrementarán durante este ejercicio en 85.000 euros. «Es la suma del incremento en los salarios más lo que aumentan los gastos en Seguridad Social», explica su gerente, Miguel Mato. Pero es que en esta firma contratan a 450 personas durante tres meses al año. Mato no critica el aumento del salario base, pero sí considera que no deberían repercutirse todos los gastos de la Seguridad Social sobre las empresas. Una opinión que comparte Breixo. «É un problema grave neste sector. Se teño que coller a unha persoa durante quince días, polo que pago de Seguridade Social agora case me compensa dala de alta todo o mes. E non podo pagar o soldo das 42 persoas que preciso para recoller arandos durante todo o mes», se lamenta. Asegura que los gastos de personal se han incrementado tanto «que che comen toda a marxe».

Desde Unións Agrarias reconocen que la subida del salario mínimo afectó, sobre todo, a las cotizaciones a la Seguridad Social. Antes, por un peón pagabas alrededor de 12 euros por día, cantidad que ahora se incrementará hasta los 15 o 16 euros por jornada, explica Samuel Lago, responsable del sindicato en O Salnés. En esta zona están preparando ya la vendimia, la época del año en que más temporeros contratan las bodegas. Y será entonces cuando se deje sentir también esta subida. «Aquí págase a hora por riba do salario mínimo, así que no salario non vai influír. Pero o que van subir son as cotizacións», explica. Asegura que en denominaciones como Rías Baixas son cada vez más los viticultores y bodegas que hacen contratos a los temporeros. «Sobre todo os que teñen xente de fóra traballando, cada vez fan máis contratos porque, ademais, non teñen que cotizar por eles se non traballan», cuenta.

También en la Asociación Agraria de Galicia (Asaga) han notado el aumento que la subida del salario mínimo está provocando en los peones. Ellos calculan que el incremento es de algo más de dos euros por día y operario. Eso sí, por ahora, nadie se les ha quejado por esta subida en los costes salariales.

El arándano coge fuerza en Galicia

m. alfonso

Las plantaciones de la comunidad son jóvenes, pero empiezan a entrar en fase de producción. Este año se espera que la cosecha sea abundante

El arándano está de moda. Ha pasado de ser una fruta marginal y prohibitiva a estar presente en todos los supermercados a precios asequibles. De hecho, en el último lustro los berries, como también se les conoce por su nombre en inglés, han disparado su facturación en torno a un 300 % según el Ministerio de Agricultura. Y eso se debe, en gran medida, a que cada vez son más los productores que incluyen este cultivo en sus fincas. Galicia no es ajena a esta tendencia. Según datos de la Consellería do Medio Rural, en la comunidad existen actualmente 23 explotaciones que trabajan arándano, con 118 hectáreas plantadas. Además, 17 jóvenes se han incorporado al campo en los últimos años para dedicarse al cultivo de esta baya. Hay grandes apuestas, como la realizada por Horticina en Ferrol o la de Surexport en Lugo, pero también un sinfín de pequeños productores que se han apuntado a este cultivo, ya sea en ecológico o en alta montaña.

Seguir leyendo

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
7 votos
Comentarios

La subida del salario mínimo eleva el coste de los peones en el sector agrícola