Una nueva tecnología permitirá a los agricultores detectar plantas enfermas sobre el terreno

Desarrollada por científicos norteamericanos evitará que los daños de los cultivos acaben extendiéndose al descubrir el problema de forma precoz


redacción

Analiza muestras de los componentes orgánicos que liberan las plantas a través de las hojas. A partir de ahí este nuevo aparato portátil que puede conectarse al teléfono móvil es capaz de detectar cuando algo va mal. El método, desarrollado por un grupo de científicos de la Universidad Estatal de Carolina del Norte y publicado en la revista Nature, supone un importante avance a la hora de detectar plagas porque ya no será imprescindible hacer pruebas moleculares para saber cuándo una planta está enferma. 

 «Todas la plantas liberan componentes orgánicos cuando respiran, pero el tipo y la concentración de esos componentes orgánicos cambian cuando la planta está enferma», explica en un comunicado recogido por Efe Qingshan Wei, uno de los principales autores de este trabajo.

El investigador destaca que cada enfermedad tiene «una firma de perfil única», por lo que es posible medir el «tipo y concentración» de los componentes orgánicos liberados y emitir un diagnóstico rápido y exacto. Las técnicas actuales de detección de enfermedades en plantas, recuerdan los expertos, giran en torno a pruebas moleculares, las cuales se llevan a cabo en laboratorios, lo que retrasa los resultados en días o semanas.

«Nuestra tecnología ayudará a los agricultores a identificar enfermedades más rápidamente y les permitirá limitar su propagación y los daños sobre otros cultivos», señala Jean Ristaino, coautor del estudio.

Además, según el experto, el funcionamiento del dispositivo es muy sencillo. Si el usuario sospecha que una planta está infectada, solo tiene que tomar una hoja como muestra y meterla en un tubo de ensayo cerrado, donde la «incubará» durante 15 minutos.

Ese tiempo permite que la hoja libere la cantidad necesaria de componentes orgánicos, un aire que es bombeado a otro tubo de ensayo más fino, el cual se introduce en el aparato para que un lector de información lo analice en una tira de papel impregnada de «reagentes químicos».

Esas sustancias cambian de color cuando entran en contacto con un grupo específico de compuestos químicos, generando un patrón en la tira visible en una aplicación del teléfono móvil al que está conectado, lo que determina qué tipo de enfermedad puede estar afectando a la planta.

En las pruebas llevadas a cabo, los científicos lograron detectar y clasificar diez tipos de componentes orgánicos hasta un nivel de nanopartículas, lo que aumenta la precisión de esta tecnología. Por ejemplo, identificaron en tomates _dos días después de ser infectados_ el patógeno que causó una plaga en cultivos en Irlanda en el siglo XIX y provocó casi un millón de muertos, en lo que se conoce como la Gran Hambruna.

Los investigadores también pudieron diferenciar un tipo de plaga de tomates de otros dos patógenos fúngicos que producen un conjunto de síntomas parecidos en las hojas de esta planta. Asimismo, demostraron que este dispositivo detectó el patógeno Phytophthora en plagas de tomates con una precisión superior al 95 %.

«Hemos demostrado que esta tecnología funciona. Hay dos áreas en las que podemos mejorar. Primero, queremos automatizar el análisis de los patrones a través de software para el móvil, para que los agricultores puedan identificar enfermedades más fácilmente», dice Qingshan Wei.

Después, agrega, aspiran a desarrollar «tiras de papel lectoras personalizadas», capaces de «medir los componentes» asociados a «otras enfermedades específicas» de un cultivo determinado.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
1 votos
Comentarios

Una nueva tecnología permitirá a los agricultores detectar plantas enfermas sobre el terreno