Patrocinado por

¿Me hacen pagar autónomos por recoger manzana dos meses? Pues arranco los pumares

M. Cedrón REDACCIÓN

AGRICULTURA

Juan Luis Poladura

La Seguridad Social reclama a un cosechero asturiano el pago de 859 euros por cuatro meses de trabajo en el 2015 y el 2017, algo que como dice no puede sostener y lo único que provocará es que vengan las manzanas de Francia

02 jul 2019 . Actualizado a las 19:15 h.

«Nunca me había pasado esto antes. Soy el único al que le ha pasado». Con esas palabras se lamentaba a través del teléfono Juan Luis Poladura, un cosechero de Villaviciosa (Asturias), que en un acto de protesta por una reclamación de 859 euros correspondientes al pago del régimen de autónomos que le hacía la seguridad social decidió arrancar los 90 pumares que tenía en su finca. La fruta que producían la mandaba, durante dos meses al año, para hacer la sidra. Lo que le reclaman ahora es en torno a la mitad de lo que obtiene cada temporada por sus manzanas. Nunca en todos los años que lleva haciéndolo le habían reclamado darse de alta en autónomos. Añade que no lo habían pedido ni a él, ni a otros cosecheros. «Me dieron de alta automáticamente en autónomos este año. Ahora, con carácter retroactivo me reclaman la cotización de dos meses del 2015 y otros tantos del 2017», explica este hombre que, como dice, vive de una pensión. La reclamación le provocó tal enfado que el hombre grabó un vídeo en el que se ve como arranca los manzanos, al tiempo que arremete contra el régimen de autónomos. «¡Que traigan ahora manzana de Francia!», se queja mientras va a arrancando uno a uno los árboles plantados este mismo año. 

Mientras Poladura alude al vacío legal que rodea al asunto, ha opuesto el asunto en manos de una abogada y de un asesor económico. 

El problema de este cosechero asturiano empiezan a vivirlo otros productores como los conocidos como viticultores de fin de semana. En Galicia, hay personas dedicadas durante su tiempo libre a cultivar la vid, actividad de la que obtienen un ingreso extra, que han recibido comunicaciones del Ministerio de Trabajo para solicitar información sobre su actividad. Hasta ahora, estos viticultores esporádicos tenían que declarar lo que obtenían por la uva, pero no tenían que darse de alta en el régimen de la Seguridad Social. Lo que no saben es qué ocurrirá a partir de ahora.