Abejas y frutales, un dúo muy rentable

Vivir solo de la apicultura se ha convertido en un negocio «de alto risco» dicen en la asociación galega, por eso animan a los productores a incluir nuevos cultivos


redacción / la voz

Aunque en Galicia hay más de tres mil familias que, de una u otra forma, se dedican a la apicultura, solo algo más de un centenar viven de ella de forma exclusiva. Desde la asociación galega reconocen que, actualmente, centrar el negocio en estos pequeños animales «é de alto risco», explica Suso Asorey, biólogo y portavoz de la entidad. Las condiciones meteorológicas, las especies invasoras y otros factores se lo están poniendo difícil a estos productores. Por eso se aconseja combinar esta actividad con otras. El cultivo de frutales parece ser la mejor alternativa y sobre la combinación de apicultura y fruticultura versará la jornada que se organizará este sábado en Allariz. En ella se ofrecerán diferentes alternativas para hacer del trabajo con las abejas un negocio más rentable.

«Son dos que pensa que vivir en exclusiva da apicultura é un negocio de alto risco», explica Asorey. La apicultura no atraviesa su mejor momento, pues está rodeada de amenazas como las especies invasoras o las condiciones meteorológicas, que no son las más adecuadas. Por eso desde la asociación galega apuestan por diversificar la actividad, haciendo explotaciones mixtas con los frutales. Es una actividad que se complemente a la perfección con el cuidado de las abejas. «As abellas proporciónanlle aos froiteiros polinización e os froiteiros danlle de comer á abella», asegura Asorey. Combinando estos dos cultivos, hay muchas más posibilidades de que la explotación sea rentable. Entre las opciones de frutales hay varias. Las castañas son una buena alternativa, al igual que las manzanas que ahora tienen mucha demanda. «En Galicia hai empresas fabricando sidra que precisan mazás», argumenta Asorey. Los frutos rojos son también otra propuesta, «porque están moi de moda».

Concienciar a los apicultores, y enseñarles cómo pueden mejorar sus explotaciones, es el objetivo de la jornada que la Asociación Galega de Apicultura organiza el sábado en Allariz. «Creemos que as explotacións mixtas si que terían moito máis sentido», asegura Asorey, que será el encargado de impartir la primera de las conferencias. Posteriormente, los participantes podrán conocer un caso práctico basado en la manzana. Francisco Otero, técnico de la Xunta, y David Ásper, apicultor y productor de fruta contarán cómo funciona una explotación que combina ambas actividades y las ventajas que tienen. Otro de los cultivos con el que las abejas se sienten cómodas es con los castaños. Y de ello hablará el presidente del consello regulador, José Manuel Guerra. Él es apicultor, productor de castaño y técnico del centro agroforestal Riós, por lo que ofrecerá también a los presentes una experiencia en primera persona.

Ya por la tarde están previstas otras dos conferencias. La primera de ellas versarán sobre los usos del monte y la apicultura. Diego Sánchez, ingeniero forestal del Sindicato Labrego Galego será el encargado de presentar esta ponencia. Para terminar, un técnico de la misma organización sindical hablará sobre la recuperación de las variedades autóctonas frutales. Los presentes podrán plantear todas las dudas al finalizar las charlas. También está previsto que en el mes de junio se realice una salida al campo, para que se puedan conocer in situ explotaciones que combinen apicultura y fruticultura.

Los interesados en esta jornada de formación pueden obtener más información en la web de la Asociación Galega de Apicultura o en el correo info@apiculturagalega.es.

Castañas, frutos rojos o manzanas son una buena alternativa para los apicultores

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

Abejas y frutales, un dúo muy rentable