La recría de animales en la propia explotación, un escudo frente a la tuberculosis bovina

Veterinarios de Sanidade Animal dicen que las buenas condiciones sanitarias de la cabaña gallega son una garantía a la hora de renovar las reses de la granja frente a la compra de cabezas en comunidades donde la prevalencia de la enfermedad es mayor


redacción / la voz

Galicia tiene la esperanza de ser declarada libre de tuberculosis bovina por parte de la Comisión Europea en el 2021. La provincia de Pontevedra ya lo es, pero ahora el reto es mantener en toda la comunidad durante seis años consecutivos por debajo del índice de 0,1 % de rebaños o granjas afectadas. Además, el 99,9 % de las explotaciones restantes han de tener la calificación sanitaria más alta. Porque ese es el baremo marcado por Bruselas para lograr que un determinado territorio quede libre de la patología provocada por una especie de micobacteria.La prevención y mantenerse alerta son claves para lograrlo.

Más allá de continuar con las campañas anuales de saneamiento gandeiro (desde que Pontevedra fue declarada libre de tuberculosis bovina el pasado mes de enero las pruebas de campo se realizan en un 50 % de las granjas, mientras que en el resto de la comunidad han de hacerse en la totalidad de explotaciones), los ganaderos también han de continuar alerta y no bajar la guardia. Jesús Orejas, jefe del servicio de Sanidade Animal de la Consellería de Medio Rural, ofrece una serie de recomendaciones para mantener la buena senda. A su juicio el primer pilar de la prevención es la confianza en las campañas que realizan los veterinarios oficiales desde hace años, pero no olvida otro muy importante: «Os gandeiros teñen que ter en conta que é moi recomendable facera recría de animais dentro da propia explotación porque a tuberculose bovina adoita chegar ás granxas a catro patas».

En este sentido, apunta que hacer la recría dentro de una explotación que está saneada es una garantía, al igual que adquirir reses nuevas en explotaciones gallegas. La razón es que en Galicia el índice de prevalencia de la enfermedad fue el año pasado del 0,05 %, la mitad del tope máximo permitido para que un territorio sea declarado libre. El año anterior fue también del 0,02 %. «Hai comunidades do sur da Península nas que esa porcentaje está en máis do 10 %. Por iso hai que ter moito coidado cando os animais veñen de fóra. O comercio é libre, esto só é unha recomendación», apunta. En todo caso recuerda que cualquier animal que entre en la comunidad para convertirse en una vaca de vida ha de haber pasado la prueba de la tuberculina no más tarde de los treinta días previos de haberse incorporado a la nueva explotación.

Esa es la prueba de campo que se realiza en las granjas para comprobar que los animales no tienen la enfermedad. El problema, como explica Orejas es que la intradermotuberculinización, la prueba autorizada por la UE, tiene una alta sensibilidad y también especificidad por lo que su fiabilidad no es del 100 %. Por eso, explica que hay animales que pueden dar, aunque la micobacteria que tengan no presente peligro. Al mismo tiempo puede haber otras reses que no reaccionen a la prueba, pero en cambio tengan algunas de las micobacterias que forman parte del conocido como complejo tuberculoso. «Por eso é importante que os gandeiros recurran aos veterinarios oficiais porque no caso de que iso ocurra coñecemos a epidemioloxía. Nese caso acometemos un estudio dos animais reaccionantes para determinar, máis alá do que indique o diagnóstico de campo, que os animais realmente estén afectados polas micobacterias que provocan a enfermidade ou non», apunta.

Otro de los pilares sobre los que apuntalar la prevención son las condiciones de bioseguridad de las granjas. «Afectan ás medidas que tomen para frear a entrada na explotación de axentes externos que podan portar as micobacterias, usar unha roupa específicamente para a granxa...», comenta.

Actualmente están declarados libres de tuberculosis bovina, según este técnico de la Xunta, países como Francia, Bélgica, Holanda y Austria.     

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

La recría de animales en la propia explotación, un escudo frente a la tuberculosis bovina