monforte / la voz

La parroquia de San Martiño de Laiosa, en el municipio de O Incio, posee un interesante legado patrimonial de origen señorial y palaciego. En la localidad se asentaron familias hidalgas cuya herencia más visible consiste en tres casas nobles que aún se mantienen en pie, aunque en un estado de conservación muy diferente. La localidad incluso mereció el título nobiliario de vizcondado. En los diferentes núcleos de la parroquia se conservan además otras interesantes muestras de arquitectura civil.

El recorrido por este patrimonio puede comenzar en el desvío que lleva a la localidad al llegar de A Cruz do Inci, señalizado para Laiosa y Canedo. Hay que caminar unos quinientos metros por el asfalto hasta llegar a la altura de la casa señorial de los Arechaga, ubicada a la derecha del vial. Sus orígenes de esta casa se remontan al siglo XVII y en su escudo de armas, sobre el portalón de entrada, están representadas las familias de Ribadeneira, Osorio, Goyanes y Balboa. Consta de dos alturas, en la que corresponde a la planta baja se ubicaban las caballerizas, las cuadras, la bodega y el horno. A la segunda planta se accede por una escalera exterior. Su estado es ruinoso y de abandono total.

Hacia la iglesia

Seguimos el recorrido hacia iglesia parroquial de San Martiño, situada a unos 250 metros. La nave es de forma rectangular y de amplias proporciones. La antigua espadaña fue sustituida por una singular torre y la puerta está formada por un arco de medio punto. En su interior guarda un retablo mayor neoclásico del siglo XVIII con las imágenes de san Martín, san Antonio y san Francisco, así como dos retablos laterales del mismo siglo. Junto al edificio hay dos cedros de gran porte. A la izquierda de la puerta dedl atrio del cementerio hay una lápida de mármol adosada al muro en la que están labrados los trece roeles de los Lemos.

Frente a la iglesia se halla la casa palacio de Laiosa, hoy muy alterada y dedicada a la labranza. Sus orígenes se remontan al siglo XV. Fue fundada por los Lemos y perteneció al el mayorazgo de Laiosa, creado en 1554 por Alonso López de Lemos. Destaca el portalón de entrada un con arco de medio punto labrado en mármol, posiblemente el más antiguo de O Incio. En su parte superior hay un escudo de armas con los roeles de los Lemos.

El recorrido sigue por el vial de la izquierda en dirección al pazo de Edra, antaño conocido como casa solar de los Somoza de Laiosa, situado a unos 450 metros. Sus orígenes se remontan al siglo XV y fue una de las primeras casas fundadas por esta familia. Uno de sus primeros propietarios fue Gonzalo López de Somoza, fallecido en tiempos de los Reyes Católicos. Poseía dieciocho cotos y fueron de gran renombre sus descendientes, como los de la casa de Rubián de Abajo, los López de Lemos de Ferreira y Sober y los Somoza y Quiroga de Hospital do Incio.

La construcción que se conserva hoy es del siglo XVII y se halla en buen estado. En la fachada principal hay un amplio portalón con arco de medio punto y jalonado por dos columnas de pizarra que sostienen un balcón con balaustrada en hierro forjado. En la parte alta está el escudo de los Somoza. En un lateral de la cubierta emerge una curiosa torre de estilo barroco. La casa tenía en tiempos derecho de asilo y además contaba con una prisión. A fines del siglo XIX, el pazo de Edra y la casa palacio de Bóveda se unieron mediante un matrimonio.

Dos caminos

Para ir a Laiosa se puede salir de Bóveda por la carretera LU-643 hacia A Cruz do Incio. En el kilómetro seis hay un desvío a la derecha para Laiosa. Si partimos la capital del municipio, A Cruz do Incio, hay que tomar la carretera LU-644 en dirección Rubián. A seis kilómetros hay un desvío a Laiosa

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
8 votos
Comentarios

Glorias del vizcondado de Laiosa