Mariñas-Betanzos creará una bolsa de tierras en la comarca

Varios particulares contactaron en los últimos días para ofrecer sus terrenos


bergondo / la voz

En los últimos días han sido varias las personas que han contactado con el Grupo de Desenvolvemento Rural Mariñas-Betanzos para ofrecer sus tierras a los agricultores que buscan terrenos para emprender en el sector de la agricultura ecológica. En total fueron como unas 15 llamadas y la página web tuvo una actividad inusual. No obstante, como explica el gerente del GDR, Jorge Blanco, «muchos de ellos no tenían la superficie mínima que estimamos necesaria para un rendimiento óptimo». Esto les ha llevado a plantearse la posibilidad de crear una bolsa de tierras para aquellas personas o instituciones que quieran tener un huerto para autoconsumo o para dedicar su producción a fines sociales, como podría ser el caso de algún ayuntamiento.

Las fincas que les han ofrecido se encuentran situadas en municipios de la franja costera como Culleredo, Cambre, Sada o Bergondo. Desde Mariñas-Betenzos lo primero que harán será localizarlas para después elaborar una ficha que contenga datos como la superficie, su ubicación o sus aptitudes para según qué cultivos. En este sentido, ya están trabajando en la creación de un espacio en la web en el que cualquier persona interesada pueda consultar estas fichas y contactar con los propietarios de los terrenos. Confían en que esté listo antes del verano.

Como reconoce el propio Blanco, la creación de esta bolsa de tierras comarcal «era algo que no teníamos previsto». La idea inicial del GDR era otra. Pretendía que fueran los propios ayuntamientos los que cediesen parcelas municipales para que los alumnos de los cursos de agricultura ecológica que quisieran establecerse por su cuenta tuviesen donde hacerlo. «Queríamos crear como un vivero de empresas para nuestros alumnos y facilitar su incorporación al mercado laboral».

Para ello, el pasado mes de marzo se pusieron en contacto con los nueve concellos que forman parte del GDR a través de una carta en la que les solicitaban la cesión de esas tierras. «Lo que buscábamos era una cesión gratuita. Mucha gente de la que contactó con nosotros pensaba que íbamos a pagar, pero nuestra idea era únicamente hacer de intermediarios», puntualiza Blanco. Serían los interesados en cultivar estos terrenos los que pactarían después las condiciones con los propietarios. Estos, por su parte, ya no tendrían que preocuparse de limpiar periódicamente sus fincas, ya que estarían perfectamente cuidadas. «De lo que deben ser conscientes los propietarios es de que sus terrenos pueden tener otros usos, que pueden obtener un rendimiento económico por ellos y, lo más importante, que pueden ser una fuente de generación de empleo», señala el gerente.

Marca propia

Otro de los aspectos en los que está trabajando el GDR Mariñas-Betanzos es en la creación de un sello de calidad que certifique el origen de los alimentos que se producen en los territorios de la reserva de la biosfera Mariñas coruñesas e Terras do Mandeo. Alumnos del curso de agricultura ecológica proponían incluso un sello específico para los alimentos obtenidos con técnicas sostenibles. Jorge Blanco ve «complicado» que se pueda realizar. Además, apunta, el sello Consello Regulador de la Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega) «está funcionando bien». Registrar un distintivo más «es caro, inviable económicamente y no aporta nada al consumidor».

Otra área de trabajo es la constitución de una cooperativa. El gerente del GDR asegura que se están moviendo «despacio» en este ámbito y estudiando experiencias previas. «Es una opción más, pero no la única». Desde la entidad promueven también alianzas con centros de investigaciones agrarias, comedores escolares u organizaciones empresariales para involucrar a la sociedad en la promoción de los productos de la zona.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
4 votos

Mariñas-Betanzos creará una bolsa de tierras en la comarca