El campo ourensano trata de romper el binomio patata-cereal con nuevos cultivos

El Inorde promueve la plantación de productos de la huerta y frutos rojos


ourense / la voz

Solo la comarca de A Limia produce el 50 % del trigo gallego. «O mesmo acontece coas patacas, coa consideración de que o 80 % véndese, mentres que en provincias como A Coruña a maior parte está destinada ao autoconsumo», explicaba ayer Servando Álvarez, director del Centro de Desenvolvemento Agrogandeiro de Xinzo. Allí se celebró un seminario organizado por el Inorde (Instituto Ourensán de Desenvolvemento Económico) que precisamente tiene entre sus objetivos la diversificación de los cultivos del campo ourensano.

Xosé Lois Alonso explicó a los asistentes la experiencia llevada a cabo en esta línea por la cooperativa Postoiro, con sede en Vilar de Santos. Desde allí producen más de un millón de kilos anualmente que después distribuyen en tiendas de Ourense y, ahora, de toda Galicia. Su producción se centra en la cebolla, aunque también plantan berza, repollo, lechuga, ajos o puerros. Alonso hizo hincapié en que estos cultivos pueden ser tan rentables como los del cereal o la patata, siempre y cuando el productor apueste por la excelencia: «Co tempo, a xente, atende máis á calidade que ao prezo. Por iso nós tratamos de facer un produto de calidade que poidamos defender no mercado».

En este sentido, el gerente del Inorde, José Manuel Rodríguez, apuntó que «da crise está saíndo un novo consumidor con diferentes hábitos de consumo» y por ese motivo, según dijo, «é preciso centrar os esforzos naquilo que nos queren comprar». Como ejemplo, Rodríguez habló de los cultivos de berza desarrollados al amparo del Inorde, que tienen como principal cliente a una importante cadena portuguesa de supermercados.

Otra línea de actuación puede ser la producción de frutos pequeños. Al seminario de ayer en Xinzo acudió como invitado José Antonio Monjardín, comercializador de la empresa Frutos Rojos de Asturias. Este explicó que actualmente ese tipo de cultivos solo ocupan 250 hectáreas en todo el norte de España frente a las más de 1.500 que existen en Andalucía. Monjardín apuntó que los arándanos o fresas pueden ser productos muy rentables porque la oferta actual no cubre toda la demanda.

Finalmente, la búsqueda de nuevos mercados fue otra de las líneas maestras del curso celebrado ayer en Xinzo. En este sentido, el ingeniero técnico agrícola, Rafael García, apuntó que lo más urgente es «que saiban que existimos» y, en este sentido, apuntó a la necesidad de que productores y administración colaboren en campañas de promoción.

Este y otros asuntos se abordarán en un seminario similar que se celebrará el jueves en el Centro Agroforestal de Riós.

«Só temos pataca e cereal e é necesario introducir novos cultivos nas rotacións»

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
4 votos

El campo ourensano trata de romper el binomio patata-cereal con nuevos cultivos