Crecente se lanza a las conservas ecológicas para impulsar el rural


A Cañiza reconvierte sus bocadillos de jamón en suculentos cocidos de domingo. Covelo cruza el mar para ofrecer sus casas rurales a los británicos como paraísos de veraneo. Y ahora, llega el turno de Crecente. El municipio se lanza este año a la conquista de las conservas de verduras ecológicas, un filón sin explotar en la comarca, de tradición agrícola. Cualquier excusa es buena para reavivar A Paradanta. Sobrevivir a base de ingenio es la alternativa para solventar la escasa industrialización de estos concellos y parar su progresiva despoblación, común en todo el interior de Galicia.

Conocedores de esta realidad, en la bodega Vilarvín planean sacar al mercado antes de final de año confituras y mermeladas de verduras como la calabaza o la remolacha. «Es un proceso muy similar al que ya trabajamos y podemos hacerlo en temporadas diferentes, por lo que nos permite rentabilizar las instalaciones y el personal», recuerdan los responsables, Lázaro Moreno y Carla González.

Productos locales

El objetivo es trabajar con los productores de la zona, para dinamizar la economía local, y distribuirlo por las tiendas delicatesen de la comunidad para posteriormente ampliar fronteras por España.

«La introducción es sencilla porque ya contamos con una red de distribuidores y tenemos también gamas altas de vino, como el Finca Garabato, con lo que conocemos el mercado», apuntaron desde la bodega, que lleva asentada en el municipio desde hace casi veinte años, en los noventa.

La meta es que estén disponibles en los establecimientos especializados a lo largo del 2010 porque las obras para ampliar y adaptar las instalaciones se iniciarán en breve. La propuesta, que no es única en Galicia porque existen casos en municipios de Lugo, sí es pionera en la comarca de A Paradanta.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos

Crecente se lanza a las conservas ecológicas para impulsar el rural